Grupo pide McDonald's acabe con regalos Cajita Feliz

martes 22 de junio de 2010 18:44 GYT
 

Por Lisa Baertlein y Jon Lentz

LOS ANGELES/WASHINGTON (Reuters) - Un grupo de consumidores quiere que McDonald's Corp deje de incluir juguetes en su Cajita Feliz para atraer a los niños a la mayor cadena de restaurantes del mundo, y amenazó con demandar a la firma si no cumplía con el pedido en 30 días.

El Centro para la Ciencia en el Interés Público calificó a la práctica de incluir juguetes en el menú como "una promoción injusta y engañosa" y dijo que era ilegal bajo las leyes de protección al consumidor de algunos estados como California, Texas, Nueva Jersey y Massachusetts.

"McDonald's es como el extraño en el parque que le anda regalando dulces a los niños", dijo el director de litigios del centro, Stephen Gardner, en un comunicado.

"Es una práctica asquerosa y predadora que garantiza una intervención judicial", agregó.

En el 2006, el último año sobre el que existen registros, las cadenas de comida rápida, lideradas por McDonald's, gastaron 520 millones de dólares en promociones y juguetes para promover sus menús para niños, según un informe de la Comisión Federal de Comercio,

McDonald's calificó a los cargos del grupo como una "distorsión" de su plan para vender alimentos más sanos y juguetes seguros.

"Recibir un regalo es sólo una parte de una experiencia familiar y divertida en McDonald's", dijo el portavoz William Whitman en un comunicado.

La última promoción de la Cajita Feliz de McDonald's está hecha en alianza con la popular película "Shrek Forever After" e incluye relojes con los personajes principales del filme.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de dos Cajita Feliz de McDonald's con juguetes alusivos a la pel&iacute;cula "Shrek Forever After", jun 22 2010. Un grupo de consumidores quiere que McDonald's Corp deje de incluir juguetes en su Cajita Feliz para atraer a los ni&ntilde;os a la mayor cadena de restaurantes del mundo, y amenaz&oacute; con demandar a la firma si no cumpl&iacute;a con el pedido en 30 d&iacute;as. REUTERS/Mario Anzuoni</p>