Stevie Wonder anima Glastonbury tras derrota Inglaterra Mundial

lunes 28 de junio de 2010 16:00 GYT
 

Por Mike Collett-White

PILTON, Inglaterra (Reuters) - Uno de los festivales de Glastonbury más calurosos jamas vistos brindó innumerables éxitos y pocas ausencias a los 150.000 asistentes, mientras el cierre del evento ayudó a superar la derrota de Inglaterra frente a Alemania en la Copa del Mundo del fútbol.

Torsos descubiertos y bikinis reemplazaron paraguas y botas para la lluvia, y el buen tiempo significó que la música, y no el barro, fue el tema principal en la pintoresca granja en el suroeste de Inglaterra donde se realiza el evento anual.

Carpas que cubrían cada espacio del terreno que rodeaba los escenarios, sillas y variados puestos comenzaron a desaparecer rápidamente el domingo en la noche, mientras los bronceados visitantes regresaban a sus hogares.

Es posible que el mejor recuerdo que se llevaran fuera la presentación de cierre Stevie Wonder, que impresionó a una multitud de cerca 100.000 personas la noche del domingo.

La leyenda de 60 años mostró todo su talento musical e incluso cantó su éxito "Happy Birthday" al fundador del evento Michael Eavis por el aniversario número 40 del festival.

Wonder también dedicó su show al ídolo pop Michael Jackson, a un año de su muerte, interpretando con su armónica su propia versión de la canción del rey del pop "Human Nature".

Hubo una pequeña distracción con el partido de Inglaterra contra Alemania en el Mundial de fútbol de Sudáfrica el domingo, que fue seguido por casi 80.000 hinchas que disfrutaron de las pantallas gigantes del festival.

Pero fieles al espíritu alegre del festival, los hinchas ingleses no se dejaron desilusionar pese a la derrota de 4-1.   Continuación...

 
<p>El estadounidense Stevie Wonder durante su presentaci&oacute;n en el Festival Glastonbury 2010, en suroeste de Inglaterra. Jun 27 2010. El p&uacute;blico que asiste al festival de m&uacute;sica Glastonbury afront&oacute; el domingo la derrota de Inglaterra en el Mundial de F&uacute;tbol con la convicci&oacute;n de que el espect&aacute;culo debe continuar. REUTERS/Luke MacGregor</p>