Jack Kevorkian "Dr Death" admite temerle a la muerte

martes 29 de junio de 2010 11:57 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - Jack Kevorkian ganó el apodo de "Dr. Death" (doctor muerte) al ayudar a más de 130 pacientes enfermos terminales a suicidarse, pero incluso el activista del derecho a morir admite que le teme a la inevitable muerte.

Kevorkian, de 82 años, es el tema principal del nuevo documental de HBO "Kevorkian" que repasa una carrera llena de matices, que incluye su paso por prisión durante ocho años y medio por un asesinato en segundo grado entre 1999 y el 2007.

La película de 90 minutos retrata sus reflexiones sobre la vida, la muerte y el futuro, entrevistas con familiares cercanos, colegas e incluso su ex compañero de celda con algunas confesiones francas.

"Creo que le temo a la muerte como todo el mundo", dijo Kevorkian, un ex patólogo, a Reuters Televisión. "Pero eso simplemente se debe a que estoy tranquilo", agregó.

"Kevorkian" revela un lado distinto, y a menudo pasado por alto, de "Dr Death": un provocativo pintor, compositor, inventor estrafalario, un mal director de cine y un terrible golfista.

Además, la película también sigue a una de las figuras más cuestionadas de Estados Unidos cuando anunció su postulación al Congreso en el 2008.

Entonces, ¿cómo se siente con respecto a su reputación mundial como "Dr. Death"?

"Supongo que si dijeran Dr. Life (doctor vida), la gente estaría feliz", dijo Kevorkian.

"A las personas se les enseña que la vida es un regalo maravilloso. Por supuesto, si estas sano, comiendo bien, con un trabajo, pero pregúntale a alguien en Darfur o en Afganistán si piensa que la vida es un regalo. Muchos no estarían de acuerdo con lo que decimos", agregó.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de Jack Kevorkian, m&aacute;s conocido como "Dr. Death", llegando a la premier de "You Don't Know Jack", en Nueva York. Abr 14 2010. Jack Kevorkian gan&oacute; el apodo de "Dr. Death" (doctor muerte) al ayudar a m&aacute;s de 130 pacientes enfermos terminales a suicidarse, pero incluso el activista del derecho a morir admite que le teme a la inevitable muerte. REUTERS/Lucas Jackson/ARCHIVO</p>