Taller teatro Marruecos lucha contra deserción escolar

domingo 18 de julio de 2010 09:52 GYT
 

Por Zakia Abdennebi y Tom Pfeiffer

SALE, Marruecos (Reuters) - Parece difícil criticar la escuela de teatro callejero de Mohamed el-Assouni, montada sobre un terreno baldío entre una vía férrea y barrios pobres en las afueras de Rabat, la capital de Marruecos.

Pero la idea de que chicos y chicas jóvenes se reúnan para aprender a hacer vueltas de carnero, bailar y caminar por la cuerda floja fue demasiado para islámicos radicales que viven cerca de allí, afirmó Assouni.

Assouni cavó una trinchera de 200 metros para llevar agua y electricidad hasta la carpa de su escuela.

"Hombres de barba destrozaron la cañería y el cable por la noche. Sí señor, estamos en conflicto con esas personas. No los molestamos deliberadamente, pero ellos dicen que nosotros corrompemos a los niños", relató.

A juzgar por el número de jóvenes que colmaba la carpa un domingo hace poco, los críticos islámicos parecen estar perdiendo la batalla.

Aprender a usar el trampolín, hacer marionetas y participar en desfiles callejeros es un gran atractivo para los niños, muchos de los cuales trabajan para complementar el precario ingreso de sus padres, lo que les deja poco tiempo para jugar. Más de 260 se han inscrito pero no todos acudieron a la cita.

Los alumnos que se rebelan en contra de la disciplina del taller son expulsados y las frustraciones pueden desbordarse. Niños han arrojado piedras contra la carpa y uno de ellos le hizo un tajo con un cuchillo.

"Incluso cuando la escuela está cerrada se puede ver a muchos de los niños cerca, practicando sus pasos de baile o caminatas con zancos", dijo el instructor de baile Khalid Haissi, de 25 años, quien rechazó un puesto en un circo de Europa para unirse a la escuela.   Continuación...