Estreno filme Jolie "Salt" en Moscú despierta patriotismo ruso

lunes 26 de julio de 2010 17:52 GYT
 

Por Amie Ferris-Rotman

MOSCU (Reuters) - Angelina Jolie despertó la nostalgia por la era soviética y el patriotismo por la madre Rusia en el estreno en Moscú de su película de espías "Salt".

Luciendo un largo vestido de Versace que describió como de un "rojo ruso", Jolie lanzó besos a los miles de seguidores que asistieron para verla interpretar a una espía sospechosa de ser una agente doble rusa en la película, que debutó en el puesto número 2 de la taquilla estadounidense con 36,5 millones de dólares.

"Creo que esta película es positiva para la Rusia moderna", dijo una sonriente Jolie a Reuters TV en su primer estreno en Moscú. Previamente, ya había visitado el Kremlin junto a cuatro de sus seis niños.

"Al mismo tiempo que hay hombres malos rusos, también hay héroes que son rusos en este filme", agregó la actriz.

La fecha escogida para la película, con reminiscencias a la época de la Guerra Fría, disfrutó de un golpe de suerte ya que llegó poco después de que 10 espías rusos fueran arrestados en Estados Unidos e intercambiados por cuatro detenidos rusos sospechosos de trabajar para Occidente.

La crítica para "Salt" fue variada en Estados Unidos, pero los especialistas dijeron que el distribuidor Columbia Pictures confía en que el filme apele al sentimiento de la audiencia rusa.

"Realmente me hace feliz que hayamos regresado a los temas de espías rusos en las películas de Hollywood", dijo Alexander, un arquitecto de 23 años, después de ver la cinta.

El público estalló en aplausos el domingo por la tarde cuando el epónimo personaje de Jolie, una analista de la CIA llamada Evelyn Salt, reveló su identidad rusa en la pantalla grande.   Continuación...

 
<p>La actriz estadounidense Angleina Jolie posa para una fotograf&iacute;a promocional de su &uacute;ltimo filme "Salt" en Mosc&uacute;, jul 25 2010. Jolie despert&oacute; la nostalgia por la era sovi&eacute;tica y el patriotismo por la madre Rusia en el estreno en Mosc&uacute; de su pel&iacute;cula de esp&iacute;as "Salt". REUTERS/Sergei Karpukhin</p>