Fiebre por la boda de Chelsea Clinton en un pueblo de Nueva York

martes 27 de julio de 2010 12:51 GYT
 

Por Michelle Nichols

RHINEBECK, Estados Unidos (Reuters) - La hija de Bill y Hillary Clinton se casará el sábado en Rhinebeck, un pintoresco pueblo de Nueva York que está disfrutando de la gloria de albergar lo que muchos bautizaron como una boda real en América.

Carteles y fotografías felicitando a Chelsea Clinton, única hija del ex presidente de Estados Unidos y la actual secretaria de Estado, y al novio Marc Mezvinsky cuelgan de muchos escaparates y la boda de alto perfil es el único tema de conversación en el pueblo.

Mientras que los planes del casamiento siguen siendo confidenciales, la presencia de agentes del servicio secreto de Estados Unidos en Rhinebeck, a 160 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, apuntan a que la ceremonia se celebrará en Astor Courts, una propiedad de 20 hectáreas junto al río Hudson.

"Es de lo que habla todo el mundo", dijo Cassidy Reed, de 20 años, que trabaja en una peluquería local. "No hemos tenido ni un solo cliente que no tenga algo que decir al respecto", agregó.

Los globos de boda flotaban al viento afuera del bar The Rug Garden, un maniquí en un escaparate vestía un vestido de novia y una tienda ecuestre ofrecía un consejo con el cartel: "No acosen al novio".

"Para recibir a Chelsea y Marc y todos sus amigos vamos a tener champán y pastel", dijo Deborah Belding, de 56 años, propietaria del The Rug Garden. "Es un honor que una hija de un ex presidente venga a nuestra ciudad a casarse", agregó.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, la había obligado a jurar mantener el secreto y los planes de boda han resistido las filtraciones mejor que muchos secretos de Washington.

Los medios locales han especulado con que la cena de ensayo se celebrará en un establo de piedra cerca de la finca Grasmere y que la novia llevará un vestido diseñado por Oscar de la Renta.   Continuación...

 
<p>Globos de boda decoran una tienda en Rhinebeck. Jul 26 2010. La hija de Bill y Hillary Clinton se casar&aacute; el s&aacute;bado en Rhinebeck, un pintoresco pueblo de Nueva York que est&aacute; disfrutando de la gloria de albergar lo que muchos bautizaron como una boda real en Am&eacute;rica. REUTERS/Mike Segar</p>