Belfast espera ansiosa musical sobre futbolista George Best

miércoles 28 de julio de 2010 16:34 GYT
 

Por Ivan Little

BELFAST (Reuters) - Un musical sobre la llamativa y en sus últimos días trágica vida del futbolista norirlandés George Best se estrenará el viernes en Belfast, en tributo a uno de los grandes íconos del deporte.

Best, cuyo volátil talento e imagen de estrella pop lo colocaron en la cumbre de las celebridades en la década de 1960 en Gran Bretaña, murió en 2005 a los 59 años por una falla masiva de órganos tras años de excesivo consumo de alcohol.

Cinco años después, miles de fanáticos del fallecido atacante del Manchester United, a menudo llamado "El quinto Beatle", reservaron entradas para ver "Dancing Shoes" durante sus primeras 2 semanas y media en el Grand Opera House de Belfast.

Aidan O'Neill, quien interpreta a la estrella en el escenario en el que se mostrará cronológicamente su vida desde su feliz juventud en las calles de Belfast al declive en Londres, dijo que Best era más que una inspiración para los futbolistas.

"Soy un gran admirador de George Best y él inspiró a miles de personas como yo en toda Irlanda", comentó O'Neill, parte el elenco integrado por norirlandeses.

La producción se vio conmocionada el fin de semana cuando falleció el amigo de Best Alex Higgins, nacido en Belfast e igualmente talentoso jugador de billar, quien también es representado en el musical.

Higgins también era un gran consumidor de alcohol con un fuerte temperamento pero compartía el sentido del humor de Best, muy bien plasmado cuando el futbolista describió su turbulenta vida en una memorable frase:

"Gasté mucho de mi dinero en alcohol, mujeres y autos rápidos. El resto simplemente lo derroché".   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del fallecido ex futbolista norirland&eacute;s George Best a la salida de una corte en Londres, mayo 13 1998. Un musical sobre la llamativa y en sus &uacute;ltimos d&iacute;as tr&aacute;gica vida del futbolista norirland&eacute;s George Best se estrenar&aacute; el viernes en Belfast, en tributo a uno de los grandes &iacute;conos del deporte. REUTERS/Michael Crabtree</p>