Pueblo de EEUU se prepara para boda de Chelsea Clinton el sábado

viernes 30 de julio de 2010 13:29 GYT
 

Por Jessica Rinaldi

RHINEBECK, EEUU (Reuters) - A un día de la boda multimillonaria de Chelsea Clinton, la pequeña localidad de Rhinebeck, a unos 160 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, bullía con actividades el viernes.

Turistas y periodistas de todo el mundo han llegado a la pintoresca localidad, situada en el valle del río Hudson, para captar la imagen de la hija del ex presidente Bill Clinton, que se casa con su novio de toda la vida, Marc Mezvinsky.

La policía dirigía el tráfico en una calle habitualmente tranquila de Rhinebeck que estaba atestada de camiones de televisión.

Algunas carreteras se cortarán entre el sábado por la tarde y las primeras horas del domingo y el espacio aéreo sobre el lugar donde se celebrará el enlace se cerrará también para impedir que los potenciales paparazzi tomen imágenes.

"Esperamos una llegada significativa de personas a la zona de Rhinebeck", dijo el comandante de la policía estatal de Nueva York, Michael Kopy, a los periodistas el jueves.

La policía estatal trabajaba conjuntamente con los servicios secretos estadounidenses para garantizar la seguridad del ex presidente Clinton; su esposa, la secretaria de Estado Hillary Clinton, y sus más de 400 invitados.

La boda se celebrará en Astor Courts, una finca histórica de 20 hectáreas junto al río Hudson. Los medios estiman que la boda costará entre 3 y 5 millones de dólares.

El banquete contará con un menú vegetariano y una torta sin gluten, dado que la novia es alérgica al trigo, dijo la cadena NBC. En la lista de invitados estarán previsiblemente dignatarios y celebridades, pero el presidente Barack Obama y la primera dama no acudirán.   Continuación...

 
<p>El ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, llega a Rhinebeck, lugar donde su hija se casar&aacute; este fin de semana. Nueva York, Jul 30 2010. A un d&iacute;a de la boda multimillonaria de Chelsea Clinton, la peque&ntilde;a localidad de Rhinebeck, a unos 160 kil&oacute;metros al norte de la ciudad de Nueva York, bull&iacute;a con actividades el viernes. REUTERS/Jessica Rinaldi</p>