Ministro chino dice cultura moderna del país es "vulgar"

viernes 6 de agosto de 2010 10:45 GYT
 

PEKIN (Reuters) - El ministro de Cultura de China se refirió el viernes en duros términos al auge de la industrias de la televisión y las editoriales de su país, al decir que la mayoría de lo que producen es "vulgar" y "kitsch".

"Publicamos más de 300.000 libros cada año, pero ¿Cuántos de ellos podrían ser comparados con las escrituras heredadas de nuestros ancestros?", dijo el ministro Cai Wu a la agencia estatal de noticias Xinhua.

"Producimos casi 400 películas y cientos de programas televisivos del tipo drama cada año, pero ¿Cuántos de ellos serán reconocidos como clásicos?", destacó.

Muchas publicaciones chinas llenan sus páginas con "rumores e historias sensacionalistas que apelan al culto por el dinero y al consumismo", destacó el funcionario según lo citó Xinhua.

Las "publicaciones vulgares" son un desafortunado resultado de las reformas económicas de China orientadas al mercado, "donde un sistema orientado por las ganancias pasa hace pasar al entretenimiento barato como cultura", agregó Cai.

Los gobiernos locales son culpables en parte por gastar dinero en proyectos vanidosos como llamativos edificios nuevos, en lugar de invertir en instalaciones culturales, remarcó el funcionario.

"Algunos gobiernos locales han olvidado o ignorado la construcción cultural socialista. En el mundo de hoy, la cultura y economía en un país son inseparables. Un gobierno debe poner más atención en la cultura y originalidad si quiere mejorar la calidad del desarrollo económico", dijo Cai.

Los medios estatales de China aún están estrictamente controlados en lo referente a la cobertura de temas políticamente sensibles o desastres, pero tiene una amplia libertad cuando se trata de temas menos delicados.

El Gobierno periódicamente toma medidas enérgicas en programas tipo 'reality show' o telenovelas que tratan temas sensacionalistas como relaciones extramaritales.

Pero muchos jóvenes chinos acuden al internet para ver programas más subidos de tono de Taiwán.

(Reporte de Ben Blanchard; Editado en español por Javier Leira)