8 de agosto de 2010 / 1:59 / hace 7 años

Contenedores basura Nueva York se transforman en piscinas verano

Por Chris Michaud

NUEVA YORK (Reuters) - Nadar en contenedores de basura podría sonar como el remate de una broma sobre las profundidades en las que se sumergen los neoyorquinos en agosto, pero es precisamente lo que hicieron cientos de personas el sábado.

Como parte de los programas de Calles Veraniegas de la ciudad, en los que grandes secciones de bulliciosas avenidas son cerradas al tráfico vehicular durante los sábados de agosto, tres grandes contenedores de basura fueron transformados en piscinas y ubicados en Park Avenue.

Neoyorquinos y turistas esperaron desde temprano en fila para acceder a una de las tres sesiones en las piscinas basurero de 2,4 metros por 6,7 metros, que entregan cada una sesiones de 20 minutos para 140 personas, además del uso de vestidores, duchas al aire libre, hamacas y sillones.

"Es una experiencia divertida y genial de Nueva York", dijo la jubilada Frances Parkman, quien vive cerca del lugar y se detuvo a mirar, pero no quiso zambullirse.

"Es simplemente maravilloso, y no cuesta nada", agregó.

Sin embargo, Austin Weaver, un turista de 11 años proveniente de Cleveland, Ohio, y enfundado en su traje de baño, miraba desanimado luego de que su madre supiera que las 420 sesiones de nado habían sido tomadas antes de las 9.00 hora local.

"Lo revisamos en internet luego de que lo vimos en las noticias", dijo su madre, Kimberlie Weaver, respecto al evento altamente publicitado. "Pero no había detalles aparte de la hora de inicio y de término", reclamó.

Las piscinas, que están revestidas en plástico y rodeadas por una cubierta, estarán abiertas por uno o dos sábados más en Park Avenue, rodeadas por torres de oficinas y a la sombra del centro ferroviario Grand Central Terminal.

Había personas recostadas en hamacas enviando mensajes de texto, mientras otras se encontraban en los sillones leyendo periódicos. Un trío de jóvenes llevaban máscaras, snorkels y aletas.

Algunos comerciantes locales estaban decepcionados, diciendo que la esperada alza en el tráfico de clientes atraídos por las piscinas jamás se materializó.

El verano pasado, las piscinas se ubicaron en un parque industrial en Brooklyn, convirtiéndose en un éxito instantáneo.

Editado en español por Marcel Deza

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below