Zsa Zsa Gabor pide la extremaunción

lunes 16 de agosto de 2010 01:54 GYT
 

SAN FRANCISCO (Reuters) - La actriz Zsa Zsa Gabor, figura de Hollywood durante seis décadas, pidió el domingo que un sacerdote le diera la extremaunción, tras estar hospitalizada dos días debido a complicaciones luego de una cirugía a la cadera.

Gabor, de 93 años, -cuyas películas, programas de televisión y adinerados maridos se remontan a la década de 1950- fue visitada por un sacerdote en el Centro Médico Ronald Reagan, dijo a Reuters su esposo, Frederick Prinz von Anhalt.

Gabor pudo hablar "muy poco", aunque estaba consciente, afirmó.

La actriz fue recibida el viernes en el hospital para el tratamiento de dos coágulos sanguíneos, sólo dos días después de ser dada de alta tras una cirugía de cadera.

Gabor se quebró la cadera el 17 de julio cuando se cayó de la cama mientras miraba el programa de televisión "Jeopardy", dijo su agente de prensa, John Blanchette.

"Su salud ha tenido momentos buenos y malos desde entonces", señaló.

Gabor, húngara de nacimiento, ha aparecido en más de 30 películas y su marcado acento la ha transformado en una famosa personalidad de Hollywood.

La actriz, junto con sus glamorosas hermanas Eva y Magda, realizaron varias apariciones en programas de radio y televisión en las décadas de 1950 y 1960.

El primer papel protagónico de Zsa Zsa fue en el filme "Moulin Rouge", seguido por "Lili" y luego "Touch of Evil".

Gabor se casó nueve veces con una serie de maridos que incluyeron a un diplomático turco y al magnate de los hoteles Conrad Hilton. La actriz celebró su aniversario de bodas 24 con Von Anhalt el sábado en el hospital, dijo Blanchette.

(Reporte de Alexei Oreskovic; Editado en español por Juan José Lagorio)

 
<p>Foto de archivo de la actriz Zsa Zsa Gabor durante una conferencia de prensa en su hogar de Beverly Hills, nov 13 1992. La leyenda de Hollywood Zsa Zsa Gabor deber&aacute; volver al hospital tras tener complicaciones luego de someterse en julio a un reemplazo de cadera, dijo el viernes su publicista. REUTERS/Fred Prouser/files</p>