Detienen a activistas durante concierto de U2 en Moscú: Amnistía

miércoles 25 de agosto de 2010 18:42 GYT
 

MOSCU (Reuters) - El grupo internacional en defensa de los derechos humanos Amnistía dijo que cinco de sus miembros fueron detenidos mientras distribuían volantes el miércoles durante un concierto de U2 en Moscú, la capital rusa.

El concierto terminó con un reconocido crítico del Kremlin en el escenario junto a las famosas estrellas irlandesas de rock.

La policía detuvo a los cinco voluntarios que distribuían panfletos y desplegaron carteles en lo que las autoridades calificaron como una protesta no autorizada en el estadio Luzhniki de Moscú, dijo el encargado de Amnistía Internacional en Rusia, Sergei Nikitin a la agencia de noticias Interfax.

"Estoy muy apenado por lo que pasó (...) opacó el concierto", dijo Nikitin, quien agregó que los manifestantes fueron liberados sin cargos.

Interfax citó a un oficial de la policía quien dijo que dos activistas fueron detenidos.

Al término del concierto, U2 invitó al escenario al roquero ruso y crítico del Kremlin Yury Shevchuk para interpretar "Knocking on Heaven's Door" de Bob Dylan.

Shevchuk se ha convertido en una importante figura de los movimientos de oposición en Rusia desde que en mayo reprendió en público al primer ministro Vladimir Putin.

La aparición durante el fin de semana de Shevchuk con una guitarra en una protesta de oposición atrajo a unas 2.000 personas, lo que la convirtió en una de las más grandes que se han realizado en años en Moscú.

El líder de U2, Bono, se reunió el martes con el presidente ruso, Dmitry Medvedev, para intentar convencerlo de que apoye sus esfuerzos para combatir el sida. El cantante no realizó críticas en público contra el Gobierno ruso durante su viaje.   Continuación...

 
<p>Bono, l&iacute;der de U2, durante la presentaci&oacute;n del grupo en Mosc&uacute;, agto 25 2010. El grupo internacional en defensa de los derechos humanos Amnist&iacute;a dijo que cinco de sus miembros fueron detenidos mientras distribu&iacute;an volantes el mi&eacute;rcoles durante un concierto de U2 en Mosc&uacute;, la capital rusa. REUTERS/Denis Sinyakov</p>