Cineasta Eli Roth aborda exorcismo en su nueva película

viernes 27 de agosto de 2010 17:42 GYT
 

Por Zorianna Kit

LOS ANGELES (Reuters) - Desde que llegó a la escena del cine de terror hace ocho años con "Cabin Fever", el cineasta Eli Roth se ha hecho un espacio en Hollywood tras la saga de "Hostel" e incluso brilló como actor en el 2009 con su participación en "Inglorious Basterds" de Quentin Tarantino.

El director se sentó con Reuters para hablar sobre su última producción, "The Last Exorcism", que llegó el viernes a las salas de cine estadounidenses. La película trata la historia de un religioso que permite a un equipo de filmación documentar su último exorcismo.

Pero dado que es un incrédulo que ha estafado a muchos creyentes en el pasado, no está preparado para enfrentar lo que encuentra.

P: ¿Qué tipo de niñez tuviste que te hizo crear películas tan sangrientas y de terror?

R:"Crecí en Newton, Massachusetts, en el barrio más seguro, en un hogar maravilloso y de mucho amor. Mi padre (Sheldon Roth) era profesor de psiquiatría en la Universidad de Harvard y mi madre una pintora fantástica. Yo era el niñero del barrio y nunca me metí en problemas".

P: ¿Veías signos de sangre y tripas cuando pensabas en tu futuro?

R: "Si yo hubiera dicho: 'Quiero filmar a alguien siendo cortado en dos con una motosierra', mis padres me habrían respondido: 'Eso es maravilloso, cariño. Aquí tienes una sierra, sé cuidadoso'. Nunca lo vieron como violencia real, sino como una expresión creativa".

P: Con padres así, debes tener tus propias teorías psicológicas cuando se trata de filmes de terror.   Continuación...

 
<p>Foto de arhivo del productor Eli Roth durante el estreno del filme "The Last exorcism" en Hollywood, EEUU, ago 24 2010. Desde que lleg&oacute; a la escena del cine de terror hace ocho a&ntilde;os con "Cabin Fever", el cineasta Eli Roth se ha hecho un espacio en Hollywood tras la saga de "Hostel" e incluso brill&oacute; como actor en el 2009 con su participaci&oacute;n en "Inglorious Basterds" de Quentin Tarantino. REUTERS/Mario Anzuoni</p>