Un 25 pct desnudistas británicas tiene grado académico: estudio

viernes 27 de agosto de 2010 19:11 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Una de cada cuatro mujeres que trabaja como bailarina exótica en Gran Bretaña tiene un grado universitario y la mayoría disfruta de su trabajo, ganando hasta 48.000 libras (74.500 dólares) al año, según un estudio.

En lugar de verse presionadas u obligadas a hacer el trabajo, investigadores de la Universidad de Leeds hallaron que muchas mujeres eligieron bailar desnudas por dinero o porque el empleo les permitía seguir con sus carreras durante el día.

"Esas mujeres no sienten que están siendo explotadas porque están haciendo dinero con cada baile de tres minutos y un poco de conversación", afirmó el doctor Teela Sanders, uno de los investigadores, al diario Independent.

"Tienes que ser de cierta manera para poder hacerlo. Dicen que el 80 por ciento de su trabajo es conversar. Ellas trabajan duro por el dinero, no sólo contonean el trasero", señaló.

Resultados preliminares de un estudio de un año hallaron que en promedio una bailarina erótica gana 232 libras por un turno más allá de la comisión del club, lo que genera un total anual de entre 24.000 y 48.000 libras.

Entre las que trabajan en la industria hay muchas actrices y modelos que vieron que el empleo calzaba con otras carreras o actividades, mientras que graduadas desempleadas se dieron cuenta de que tendrían un mejor sueldo que en otros lugares.

El estudio, que involucró entrevistas a 300 bailarinas eróticas, determinó que existía un alto nivel de satisfacción con el trabajo y que todas tenían algún tipo de calificación.

Un 25 por ciento tenía grados universitarios, mientras que una de cada tres mujeres contaba con algún tipo de educación, con el 14 por ciento que trabajaba para ingresar en alguna carrera de pregrado y cerca del 6 por ciento buscando la forma de financiarse un postgrado.

Sin embargo, el estudio halló que las bailarinas afrontaban falta de seguridad y estaban expuestas a explotación financiera por parte de los clubs.   Continuación...