Ex niño soldado enseña a estadounidenses a ponerse en forma

miércoles 1 de septiembre de 2010 02:02 GYT
 

Por Edith Honan

NUEVA YORK (Reuters) - Durante la mayor parte de su vida, el entrenamiento de guerrero de Tchicaya Missamou lo convirtió en una máquina asesina. Ahora, él usa sus habilidades para ayudar a los estadounidenses a mantenerse en forma.

Las memorias de Missamou, "In the Shadow of Freedom", describen su niñez en el Congo y su viaje a Estados Unidos, su período en Irak con el cuerpo de marines, y finalmente, su vida civil en California, donde abrió el gimnasio Warrior Fitness, donde enseña técnicas de combate congoleñas y estadounidenses.

"Para cuando terminen de leer este libro, entenderán que no hay un obstáculo imposible de superar (...) Quiero que la gente controle su propio destino", dijo a Reuters el hombre de 32 años.

La infancia de Missamou, que creció en el Congo, se vio afectada por la violencia que recrudeció en la década de 1990 luego de que la nación de Africa central tuvo sus primeras elecciones democráticas.

Missamou describe cómo, cerca de los 14 años, él y sus amigos adolescentes recibieron armas y granadas y fueron puestos a cargo de un punto de control con órdenes de impedir el acceso al área de miembros de grupos étnicos rivales.

Cuando el conflicto concluyó, los muchachos regresaron a sus vidas anteriores y Missamou ingresó al servicio de gendarmería del Congo.

La violencia se desató nuevamente en 1997 y él organizó un convoy de hombres armados, forjando acuerdos lucrativos con los blancos de Brazzaville, que en su mayoría habían huido, para rescatar maletines abandonados con bienes y efectivo.

Posteriormente, y con la ayuda de su padre, él abandonó Africa cuando aún era un adolescente. El acabó en California y encontró trabajo en un estudio de artes marciales. Allí, Missamou conoció a un reclutador de los marines que lo convenció a enlistarse.   Continuación...