Filme sobre Joaquin Phoenix mantiene a espectadores dudando

lunes 6 de septiembre de 2010 10:40 GYT
 

Por Mike Collett-White

VENECIA (Reuters) - Sea real o no, un nuevo documental sobre Joaquín Phoenix y su transición desde un aclamado actor a un barbudo aspirante a músico de hip-hop, cautivó a los espectadores en el Festival de Cine de Venecia.

"I'm Still Here" fue dirigida por Casey Affleck, un exitoso actor y cuñado de Phoenix.

El juego de adivinanzas sobre si la película es un documental auténtico o un "falso documental" irónico que se burla de un público intolerante y de mente estrecha, comenzó en la prensa mucho antes del lanzamiento del filme.

La película refleja los chats de internet que siguieron a la entrevista televisiva ahora tristemente célebre de Phoenix con David Letterman el año pasado, cuando una confusa actuación desató sospechas de que todo estaba preparado.

"Les puedo decir que no hay engaño", dijo Affleck a los reporteros después de que su debut como director fuera proyectado a la prensa el lunes en Venecia, donde está fuera de competencia. Pero admitió que era probable que la audiencia se confundiera.

"Estoy muy interesado en oír ese tipo de reacciones y apreciar ese punto de vista, y ahora entiendo que gran parte de esta película puede ser confusa en términos de 'ah, bueno, parece que es algo real o no real'", agregó.

Affleck dijo que Phoenix se encontraba en Venecia, pero no estaba seguro si podría asistir a la alfombra roja para el estreno a última hora del día.

Ya sea real o no, "I'm Still Here" ofrece una visión a veces insoportable de la vida de una celebridad y de la mente de Phoenix.

(Editado en español por Lucila Sigal)

 
<p>El actor Joaqu&iacute;n Phoenix llegando a la muestra de su pel&iacute;cula en el Festival de Cine de Venecia. Sep 6 2010 Sea real o no, un nuevo documental sobre Joaqu&iacute;n Phoenix y su transici&oacute;n desde un aclamado actor a un barbudo aspirante a m&uacute;sico de hip-hop, cautiv&oacute; a los espectadores en el Festival de Cine de Venecia. REUTERS/Alessandro Bianchi</p>