Actriz Angelina Jolie, molesta por posible quema del Corán

miércoles 8 de septiembre de 2010 09:54 GYT
 

ISLAMABAD (Reuters) - La actriz Angelina Jolie se unió el miércoles a un creciente coro opuesto a los planes de un pastor estadounidense de quemar copias del Corán en el aniversario de los ataques del 11 de septiembre, en medio de temores de que el evento incentive el odio religioso.

La quema del Corán, planeada para el sábado por el pastor Terry Jones a cargo de una pequeña parroquia en Florida, alimenta el miedo a una elevada tensión entre cristianos y musulmanes en Estados Unidos, además del resto del planeta.

La actriz ganadora de un Oscar está visitando Pakistán para realzar las penurias que sufren millones de personas afectadas por las peores inundaciones que ha vivido el país. Jolie dijo que no podría apoyar los planes del pastor estadounidense.

"Por supuesto que no", dijo en una conferencia de prensa cuando se le preguntó si apoyaba los planes de Jones.

La actriz dijo que era difícil encontrar las palabras para expresar su oposición a la quema del texto religioso de alguien.

Jolie elogió la oposición del Gobierno estadounidense a los planes, que ya desataron fuertes protestas en Afganistán, país donde las tropas de Estados Unidos combaten contra militantes talibanes.

Comandantes militares estadounidenses en Kabul advirtieron que el espectáculo podría poner en peligro la vida de estadounidenses en Afganistán.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado estadounidense ingresaron al debate con duras advertencias, aclarando que el Gobierno de Barack Obama deploraba el plan.

(Reporte de Zeeshan Haider; Editado en español por Juana Casas)

 
<p>La actriz Angelina Jolie visitando a las v&iacute;ctimas de las inundaciones de Pakist&aacute;n en el campo de refugiados de Jalozai. Sep 7 2010 La actriz Angelina Jolie se uni&oacute; el mi&eacute;rcoles a un creciente coro opuesto a los planes de un pastor estadounidense de quemar copias del Cor&aacute;n en el aniversario de los ataques del 11 de septiembre, en medio de temores de que el evento incentive el odio religioso. REUTERS/Morteza Nikoubazl</p>