Película basada en "fenómeno" de siglo XIX impresiona a Venecia

miércoles 8 de septiembre de 2010 12:54 GYT
 

Por Mike Collett-White

VENECIA (Reuters) - La película basada en la historia real de Saartjie Baartman, una mujer llevada de lo que hoy es Sudáfrica a Europa a principios del siglo XIX y tratada como un fenómeno de la naturaleza debido a su apariencia, impresionó al público en Venecia.

"Venus Noire", dirigida por el tunecino Abdellatif Kechiche, es una de las 24 cintas en la competencia del festival anual, y la cálida recepción luego de la muestra a la prensa sugiere que es una de las favoritas para los premios de la ceremonia de clausura el sábado.

Yahima Torres interpreta a Baartman, la llamada "Hottentot Venus" que viajó a Londres en 1810 y años más tarde a París, con la esperanza de hacerse rica y volver a su país natal.

Siendo esclava de un amo avaro y voluntaria en un lucrativo negocio, Baartman tenía el control de su destino. Pero después de irse a París su exposición se convirtió en algo cada vez más cruel y humillante, y murió como una prostituta.

Después de su muerte, científicos franceses estudiaron sus restos y conservaron su cerebro y genitales para la posteridad. Teorizaron que estaba más cerca de los simios que los humanos europeos y por lo tanto era de una raza inferior.

Para Kechiche, la historia de crueldad e intolerancia tiene repercusiones hoy en día.

"No creo que sea una coincidencia que las teorías de los científicos en el pasado hayan tenido eco recientemente, en el despertar del fascismo en Europa, por ejemplo", dijo Kechiche a los reporteros en Venecia.

"Sentí como una especie de deber moral de dar testimonio de estas cosas que suceden hasta hoy", agregó.   Continuación...

 
<p>La actriz Yahima Torres junto al director Abdellatif Kechiche durante una sesi&oacute;n de fotos en el Festival de Cine de Venecia. Sep 8 2010 La pel&iacute;cula basada en la historia real de Saartjie Baartman, una mujer llevada de lo que hoy es Sud&aacute;frica a Europa a principios del siglo XIX y tratada como un fen&oacute;meno de la naturaleza debido a su apariencia, impresion&oacute; al p&uacute;blico en Venecia. REUTERS/Tony Gentile</p>