Arte de japonés Murakami se presenta en Versalles

jueves 9 de septiembre de 2010 21:22 GYT
 

Por Nick Vinocur y Lucien Libert

VERSALLES, Francia (Reuters) - Alocadas y oníricas creaciones de la mente de artista pop más destacado de Japón se tomaron esta semana el palacio Versalles, irritando a los monárquicos que desean mantener el lugar alejado de las influencias modernas.

La exhibición de Takashi Murakami lleva a gigantes caricaturas del mundo de la cultura "otaku" nipona al grandioso palacio del Antiguo Régimen, chocando la estética francesa del siglo XVII contra el moderno Japón.

En las semanas previas a la apertura, la posibilidad de que esculturas de fibra de vidrio inspiradas en el manga invadieran la otrora residencia de Luis XIV desataron protestas de una facción de activistas monárquicos, quienes alegaron en las afueras de las puertas del palacio.

En una petición en internet llamada "Versailles, Mon Amour", acusaron a los curadores del palacio de venderse al "arte financiero" y de pervertir la naturaleza histórica del palacio de Versalles, cuyo último morador fue Luis XVI.

Las quejas no desalentaron a Murakami, un pintor de escuela clásica que se convirtió en una superestrella del mundo del arte, quien montó un show extravagante con todas sus obras, salvo las más provocadoras, que fueron dejadas de lado como una concesión.

Al interior del palacio, Murakami ha desplegado su estilo característico "superplano" en una mezcla de imaginación bidimensional, arte en video y esculturas -algunas de ellas complementando los murales interiores y otros desentonando.

El resultado es un choque visual de culturas, una mezcla del animé japonés con el arte clásico francés en el que figuras caricaturescas se enfrentan con héroes militares.

El ex ministro francés de cultura y director del museo de Versalles, Jean-Jacques Aillagon, se defendió contra las críticas y señaló que no se han movido obras clásicas para acomodar al artista japonés.

"Creo que están errados. Tienen prejuicios", dijo a Reuters Television. "Las reglas del juego fueron que no sacamos nada del palacio", agregó.

(Editado en español por Ricardo Figueroa)

 
<p>"Kakai &amp; Kiki" (derecha en la imagen) del artista japon&eacute;s Takashi Murakami en el palacio de Versalles, Francia, sep 9 2010. Alocadas y on&iacute;ricas creaciones de la mente de artista pop m&aacute;s destacado de Jap&oacute;n se tomaron esta semana el palacio Versalles, irritando a los mon&aacute;rquicos que desean mantener el lugar alejado de las influencias modernas. REUTERS/Benoit Tessier</p>