12 de septiembre de 2010 / 3:46 / en 7 años

Filme de Sofia Coppola sobre celebridad gana Venecia

Por Silvia Aloisi y Mike Collett-White

<p>Sofia Coppola, directora de "Somewhere", recibe el Le&oacute;n de Oro a la Mejor Pel&iacute;cula durante la ceremonia de cierre de la edici&oacute;n 67 del Festival de Cine de Venecia, septiembre 11, 2010. REUTERS/Tony Gentile (ITALIA)</p>

VENECIA (Reuters) - El filme de Sofia Coppola “Somewhere”, sobre una estrella de Hollywood que se hunde en una vida de alcohol, drogas y relaciones casuales, ganó el León de Oro como mejor película en el Festival de cine de Venecia el sábado.

La elección de la película de la directora estadounidense fue una sorpresa en el evento, donde el drama basado en Los Angeles tuvo una recepción mixta.

Coppola cuenta la historia de Johnny Marco, una estrella que promete cuyos días se dividen entre hoteles cinco estrellas, Ferraris y rubias de calendario, pero también soledad, una cansadora atención a los medios y aburrimiento.

Marco, interpretado por Stephen Dorff, se enfrenta finalmente con la duda de hacia dónde se dirige en última instancia una vida tan envidiable en la superficie, cuando su hija de 11 años viene a quedarse con él en forma inesperada.

La hija del director Francis Ford Coppola y ganadora de un Oscar por su guión de “Lost in Translation” en parte basa el filme en sus propias experiencias como jovencita que viaja con su famoso padre de un hotel a otro.

“Gracias a mi papá por enseñarme”, dijo en la ceremonia de los premios.

El premio a mejor director fue al español Alex de la Iglesia por “Balada Triste de Trompeta”, una película de horror que también funciona como metáfora de la España fascista que divide a críticos.

¿PREMIOS PARA AMIGOS?

Vincent Gallo ganó el premio al mejor actor por su actuación en “Essential Killing”, donde interpreta a un presunto combatiente talibán que huye de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán y luego en Europa.

Gallo, quien no dice una sola palabra durante toda la película y ha pasado el tiempo en Venecia escapando de los paparazzi y usando un pasamontañas para ocultar su cara, no subió al escenario para recibir el premio.

“Vincent, vamos, ¿estás aquí?”, dijo el director polaco Jerzy Skolimowski mientras recibía el premio en nombre de Gallo.

Ariane Labed ganó el premio a la mejor actriz por el drama padre-hija griego “Attenberg”, mientras que Monte Hellman recibió un galardón especial a la trayectoria. Estaba en Venecia por “Road to Nowhere”.

Los premios, que bajan el telón a la 67 edición del festival de cine más antiguo del mundo, es probable que provoquen controversia.

Los medios italianos han preguntado si el presidente del jurado, Quentin Tarantino, quien es íntimo amigo de Coppola como también lo es Hellman, sería influenciado por un conflicto de intereses en sus elecciones para los premios.

Tarantino rechazó de lleno sugerencias de favoritismo.

”No iba a dejar que nada de eso me afecte en absoluto. Iba a responder literalmente a la película. No iba a virar en ninguna dirección.

“Sofia no conoce a estas otras personas (del jurado) y lo ganó en forma justa y recta en un voto completamente unánime”, afirmó.

Las 24 películas en competencia presentaron al grupo más joven de directores en la memoria y fueron consideradas por los críticos como una selección fuerte y variada, brindando todo desde comedia francesa a minimalismo polaco existencial hasta fuertes efectos de los dramas chinos.

Pero a diferencia del 2009, cuando el desgarrador filme de guerra “Lebanon” resultó ganador popular, y de 2008, cuando “The Wrestler” lanzó el regreso sorpresivo de Mickey Rourke de Hollywood, este año faltó un momento definido que uniera audiencias.

Entre los que no fueron considerados por el jurado de siete miembros estuvo Natalie Portman, elogiada por su interpretación de una perturbada bailarina en “Black Swan”.

También fue popular entre los críticos “Venus Noire”, la historia real de una mujer llevada de Sudáfrica a Europa en 1810 para ser exhibida como un fenómeno, y la chilena “Post Mortem”, que observa el golpe de Estado de 1973 a través de los ojos de un empleado de una morgue.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below