15 de septiembre de 2010 / 21:12 / en 7 años

Hidroaviones regresan a Milán después de 80 años

MILAN (Reuters) - Luego de un receso de 80 años, se prevé que hidroaviones aterricen este mes en un lago artificial construido en las afueras de Milán en la época del dictador fascista Benito Mussolini, en la década de 1930.

Los hidroaviones -pequeños aviones que aterrizan y flotan en el agua- saldrán desde la localidad del norte italiano de Como y podrían inaugurar la vuelta de este tipo de transporte en el lago Idroscalo, detrás del aeropuerto Linate de la ciudad.

“Vamos a reponer los hidroaviones en Idroscalo después de 80 años. Pero el clima podría no ser el ideal hasta el domingo. Si no se postergará por siete días”, dijo el presidente provincial de Milán, Guido Podestá.

El lago Idroscalo, de 2,5 kilómetros, fue completado en 1930 y originalmente construido para hidroaviones, aunque ahora se usa para competencias de remo, canotaje y otros deportes acuáticos.

Los hidroaviones se usaron mucho en la década de 1920 y principios de 1930. La primera aerolínea italiana, SISA, ofrecía rutas entre Turín, Pavia, cerca de Milán, y Venecia, ciudades en el río Po y Trieste.

Este mes, cuatro de cinco hidroaviones, modernas embarcaciones con asientos de dos y de seis, llegarán desde el Aero Club Como, dijo el presidente del club, Cesare Baj, descartando que los aviones puedan tener una apariencia antigua debido a cuestiones climáticas y de mantenimiento.

“Nos gustaría abrir el Idroscalo para un uso más frecuente, pero eso depende de la ENAC (autoridad de aviación civil) y del aeropuerto Linate”, que provee el control del tráfico aéreo, agregó.

El año próximo, la provincia de Milán espera lanzar viajes para turistas desde Idroscalo a lo largo del valle Adda, entre el Po y el Lago Como.

“Sería inapropiado llamarlos servicios comerciales. Sería más turismo”, dijo el director de relaciones internacionales de la provincia, Leonardo Kosarew.

Las pequeñas compañías aéreas podrían estar interesadas en más vuelos de hidroaviones comerciales, indicó Baj, añadiendo que su club no tiene fines de lucro y también hace entrenamiento de vuelo.

“Hay un entusiasmo por los hidroaviones en toda Europa y el mundo porque sólo necesitan agua (para el despegue y el aterrizaje) y los aviones pueden ser usados fácilmente. Hay mucho interés en este momento”, concluyó.

Escrito por Nigel Tutt, editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below