La metamorfosis de Joaquin Phoenix es un falso documental

viernes 17 de septiembre de 2010 09:13 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - Joaquin Phoenix pasó de ser un actor pulcro y aseado a convertirse hace dos años en un aspirante a músico con barba profusa y aspecto de drogado... pero parece que todo lo hizo por amor al arte.

Su cuñado Casey Affleck, que realizó un documental sobre la transición de Phoenix desde un actor aclamado a una caótica y barbuda estrella del hip-hop, admitió que todo fue fingido.

"Es una interpretación fabulosa, es la interpretación de su carrera", dijo Affleck el jueves al New York Times.

Affleck dijo que Phoenix puso en peligro su vida profesional para protagonizar el documental "I'm Still Here", que cautivó a los espectadores en el Festival de Cine de Venecia este mes.

Durante el festival, Phoenix juró que era un documental verdadero, pese a claras indicaciones en la pantalla de que era una falsa recreación que se reía de un público estrecho de miras.

La expectativa sobre el documental comenzó cuando Phoenix apareció ya con barba en el programa de David Letterman en febrero del año pasado, con aspecto confundido y mascullando.

En la película, Phoenix es gracioso y coherente en ocasiones, pero en otras aparece como alguien inmaduro, agresivo y paranoico, mientras trata de asumir su decisión tomada en 2008, que los medios acogieron con incredulidad, de renunciar a la actuación y lanzarse al hip-hop.

La cinta incluye imágenes de él aparentemente consumiendo drogas, navegando por internet en busca de prostitutas, lanzándose desde el escenario para atacar a un espectador y vomitando. También sale el empresario del rap Sean Combs, que finalmente acepta escuchar un demo de su música hip-hop.

Affleck ha confesado ahora. Prácticamente nada de la película fue real, dijo al New York Times. Ni siquiera las primeras tomas, en las que supuestamente Phoenix y sus hermanos nadan en un estanque en Panamá. Affleck dijo que en realidad se rodó en Hawái con actores.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo del actor Joaquin Phoenix, durante el estreno de una pel&iacute;cula en Hollywood, California. Nov 1 2008 Joaquin Phoenix pas&oacute; de ser un actor pulcro y aseado a convertirse hace dos a&ntilde;os en un aspirante a m&uacute;sico con barba profusa y aspecto de drogado... pero parece que todo lo hizo por amor al arte. REUTERS/Mario Anzuoni/ARCHIVO</p>