Davidelfin, la estrella del último día de desfiles en Cibeles

miércoles 22 de septiembre de 2010 15:26 GYT
 

MADRID (Reuters) - Davidelfin, el "enfant terrible" de la moda española, protagonizó el miércoles la jornada de clausura de la Cibeles Fashion Week, con una colección dominada por el azul, el blanco y el negro, que adornó con correas de mochilas a modo de tirantes o cinturones.

El diseñador compartió pasarela con Kina Fernández, Juanjo Oliva, Javier Larrainzar o AA de Amaya Arzuaga.

Davidelfin, que causó polémica en desfiles anteriores por sus provocadoras puestas en escena, utilizó grandes aberturas en los vestidos de noche y corbatas y cuellos camiseros para el día, en unos diseños de formas desestructuradas.

Previamente, el público disfrutó de las faldas con vuelo hasta la rodilla combinabas con camisetas marineras de Kina Fernández, en una colección que trataba de destacar la silueta de las mujeres.

Juanjo Oliva presentó una colección mucho más colorida que sus dos antecesores con vestidos de dos piezas que mezclaban colores muy vivos como fucsias y rojos y decantándose para la noche por vestidos de cóctel muy cortos, en unos diseños rematados con detalles de plexiglás.

Javier Larrainzar, que hizo su primera incursión en la moda de baño, tiñó de oro el verano del año que viene mientras que otra de las clásicas de la pasarela madrileña, Amaya Arzuaga, mostró su línea AA con shorts, bodies, faldas muy cortas y minivestidos con inspiración en el mundo de ballet.

Lydia Delgado y el veterano Elio Berhanyer clausuran esta noche la semana de la moda madrileña.

(Redacción de Madrid)

 
<p>Modelos muestran las creaciones del dise&ntilde;ador David Delfin en la semana de la moda de Madrid. Sep 22 2010 Davidelfin, el "enfant terrible" de la moda espa&ntilde;ola, protagoniz&oacute; el mi&eacute;rcoles la jornada de clausura de la Cibeles Fashion Week, con una colecci&oacute;n dominada por el azul, el blanco y el negro, que adorn&oacute; con correas de mochilas a modo de tirantes o cinturones. REUTERS/Susana Vera</p>