"Money Never Sleeps" enfrenta tiempos difíciles en Wall Street

miércoles 22 de septiembre de 2010 18:20 GYT
 

Por Christine Kearney

NUEVA YORK (Reuters) - Gordon Gekko, el villano de la película ícono de la década de 1980 "Wall Street" tiene un nuevo mantra: la avaricia no sólo es buena, es legal y está en todas partes.

Pero es poco probable que sus palabras y la secuela "Wall Street: Money Never Sleeps", que llegará el viernes a los cines, logren la misma sintonía en operadores y banqueros que convirtió a Gekko en una figura de culto y un símbolo de los excesos financieros de esa década, dijeron los expertos.

Cuando "Wall Street" llegó a los cines en 1987, la bolsa de valores había sufrido una fuerte caída y los estadounidenses estaban muy enojados.

La película mostraba cómo los banqueros compraban compañías, las despojaban de sus bienes, destruían firmas estadounidenses y dejaban una gran cantidad de obreros desempleados.

El director Oliver Stone puede estar abordando a Wall Street de nuevo, pero tras el colapso financiero global del 2008, que provocó la ira de los políticos y un flujo constante de escándalos, los banqueros no están preocupados por el nuevo filme de Stone.

"Wall Street fue arrastrado por el barro el último año. Ha sido el chivo expiatorio", dijo Kirman. "No hay nada que Oliver Stone vaya a decir (...) en esta película que nuestro presidente no haya dicho. No va a ser un gran golpe contra Wall Street", agregó.

La cinta tuvo su estreno en el Festival de Cine de Cannes en mayo y tuvo críticas dispares. Desde entonces, dijo Stone, estuvo tres semanas haciendo revisiones adicionales de edición.

Michael Douglas está de vuelta como Gordon Gekko, un despiadado ejecutivo especializado en adquisiciones hostiles, pero esta vez la mayor parte de la culpa por las artimañas financieras recae en los bancos y quienes los dirigen.   Continuación...

 
<p>El actor Michael Douglas a su llegada al estreno del filme "Wall Street: Money Never Sleeps" en Nueva York, sep 20 2010. Gordon Gekko, el villano de la pel&iacute;cula &iacute;cono de la d&eacute;cada de 1980 "Wall Street" tiene un nuevo mantra: la avaricia no s&oacute;lo es buena, es legal y est&aacute; en todas partes. REUTERS/Lucas Jackson</p>