Filme australiano "Strictly Ballroom" lleva baile al teatro

viernes 24 de septiembre de 2010 11:48 GYT
 

SIDNEY (Reuters) - El director australiano Baz Luhrmann dio a conocer sus planes de llevar su película de 1992 "Strictly Ballroom" a los escenarios, en momentos en que los programas de baile en televisión generan un interés masivo sobre el glamour y el drama en la pista de baile.

Luhrmann comenzará un proceso creativo en diciembre en Sídney, mientras que el programa de producción y lugar del estreno se anunciarán en una fecha posterior.

"Strictly Ballroom", una comedia romántica que cuenta la lucha de un bailarín australiano por conseguir que su estilo de baile personal sea aceptado, fue la primera película de Luhrmann. Se basó en una corta obra de teatro que creó y montó en 1986.

La cinta ganó tres premios BAFTA de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión, y fue nominada a un Globo de Oro.

"'Strictly Ballroom' siempre ha sido muy personal para mi, la génesis elaborada a partir de mi experiencia desde la infancia en el mundo de los bailes de salón", afirmó Luhrmann en un comunicado.

"Los ideales creativos y de vida de la historia, o sea que una vida vivida con miedo es una vida vivida en parte; y la creatividad triunfando sobre la opresión creativa, la convicción de que siempre hay algo más que sólo una forma, son ideales que vivo y en los que creo hasta el día de hoy", agregó Luhrmann.

Tras "Strictly Ballroom", Luhrmann realizó otras dos películas con temas de teatro, "Romeo + Juliet" y "Moulin Rouge". Su más reciente producción fue la costosa decepción de taquilla "Australia" en el 2008.

(Escrito por Belinda Goldsmith, Editado en español por Patricia Avila)

 
<p>Imagen de archivo del director Baz Luhrmann, en el estreno de su pel&iacute;cula "Australia" en Nueva York. Nov 24 2008 El director australiano Baz Luhrmann dio a conocer sus planes de llevar su pel&iacute;cula de 1992 "Strictly Ballroom" a los escenarios, en momentos en que los programas de baile en televisi&oacute;n generan un inter&eacute;s masivo sobre el glamour y el drama en la pista de baile. REUTERS/Lucas Jackson/ARCHIVO</p>