El actor Ryan Reynolds, enterrado en el cine, no por la fama

viernes 24 de septiembre de 2010 12:42 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - En medio de una carrera cinematográfica en alza, Ryan Reynolds se sumergió en un frenético rodaje de 17 días de una película de bajo presupuesto del aún poco conocido director español Rodrigo Cortés.

El resultado: "Buried", un largometraje en el que está todo el rato metido en un ataúd. Toda la película.

Es verdad que es algo que no parece muy de Hollywood, una estrella en alza que protagonizó "The Proposal" con Sandra Bullock -que recaudó 317 millones de dólares- y que estaba a punto de empezar otra superproducción, "Green Lantern" basada en el cómic homónimo.

Pero el actor canadiense afirma que la variedad ha sido un elemento clave para su éxito a largo plazo.

"No creo que sea una estrella tan grande para esta película, me dieron el guión y estaba buscando algo poco ortodoxo", declaró Reynolds a Reuters. "Para mí puede ser tan arriesgado hacer una comedia como una película sobre un tipo metido en una caja", agregó.

En este 'thriller' que se estrena en Estados Unidos el viernes, Reynolds interpreta al conductor civil de un camión que trabaja en Irak. Tras desmayarse, se despierta en la oscuridad, enterrado vivo en un ataúd, con sólo un móvil y un encendedor para ayudarle a escapar.

La película independiente ha recibido alabanzas y fue proyectada en el Festival de Sundance el pasado mes de enero por cómo retrata la tensa carrera de un hombre para salvar su vida.

Aunque el actor de 33 años, casado con Scarlett Johannson, disfrutó de la oportunidad de interpretar a un hombre enterrado en una caja, admite que trabajar tantas horas en un espacio tan pequeño fue incómodo.

"Rápidamente se convirtió en una fobia mía, porque dadas las circunstancias, en este rodaje en concreto, no puedes evitar sentir cómo se echan encima las paredes", afirmó.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo del actor canadiense Ryan Reynolds, durante el Festival Internacional de Cine de Toronto. Sep 13 2010 En medio de una carrera cinematogr&aacute;fica en alza, Ryan Reynolds se sumergi&oacute; en un fren&eacute;tico rodaje de 17 d&iacute;as de una pel&iacute;cula de bajo presupuesto del a&uacute;n poco conocido director espa&ntilde;ol Rodrigo Cort&eacute;s. REUTERS/Mike Cassese/ARCHIVO</p>