1 de octubre de 2010 / 0:53 / hace 7 años

Muere actor Tony Curtis a los 85 años

<p>Imagen de archivo del actor estadounidense Tony Curtis, durante una feria del libro en Budapest. Abr 25 2009 Tony Curtis, cuyo porte lo erigi&oacute; en una de las estrellas de Hollywood antes de convertirse en un consumado actor en t&iacute;tulos como "The Sweet Smell of Success" y "Some Like It Hot", muri&oacute; a los 85 a&ntilde;os en su casa de Nevada, dijo el jueves su hija. REUTERS/Karoly Arvai/ARCHIVO</p>

LOS ANGELES (Reuters) - Tony Curtis, cuyo porte lo erigió en una de las estrellas de Hollywood antes de convertirse en un consumado actor en títulos como “The Sweet Smell of Success” y “Some Like It Hot”, murió a los 85 años en su casa de Nevada, dijo el jueves su hija.

Curtis, una de las estrellas más taquilleras de la década de 1950 y que en esos años fue uno de los playboys más activos de Hollywood, sufrió una muerte natural, causada por un ataque cardíaco.

Su doctor se encontraba junto a su cama en Henderson, Nevada, en las afueras de Las Vegas, dijo la oficina del coronel del Condado de Clark.

Curtis tuvo un papel memorable en “Spartacus” en 1960 y recibió una nominación al premio Oscar por “The Defiant Ones” (1958), tras un comienzo no muy aprobado por la crítica en el filme “The Prince Who Was a Thief” (1951).

Aún así, Universal Pictures y las revistas de adolescentes convirtieron a Curtis en un ídolo y el público adoró al atractivo moreno de sonrisa pícara.

En unos años, Curtis mejoró lo suficiente como para que la revista Saturday Review le calificara como “un fenómeno inusual, una auténtica personalidad de la pantalla que, a través de un trabajo duro, se ha convertido en un actor de considerable sutileza y alcance”.

Dos de sus más recordadas actuaciones se dieron en “Some Like It Hot”, en la que junto a Jack Lemmon fingió ser mujer y compartió escenario con Marilyn Monroe, y “The Sweet Smell of Success”, donde interpretó a un agente de publicidad.

Su nominación al Oscar llegó por el filme de 1959 “The Defiant Ones”, en el que interpretó a un prófugo racista que se escapa encadenado a Sidney Poitier.

Otros títulos notables fueron “Houdini”, “Trapeze”, “Operation Petticoat”, “The Boston Strangler”, “The Vikings”, y “The Great Imposter”.

Cuando los papeles protagónicos se agotaron, Curtis luchó con el abuso de drogas y alcohol. Eventualmente superó los problemas y comenzó a tomar roles en televisión. También se volcó a la pintura y el arte para ocupar su tiempo.

“Mi padre deja tras de sí un legado de grandes logros en películas y en sus pinturas y colecciones”, dijo su hija, la actriz Jamie Lee Curtis, en un comunicado.

La sexta esposa de Curtis, Jill Vandenberg, dijo al programa sobre celebridades Inside Edition que el actor murió mientras dormía. “Su corazón sobrevivió muchas cosas que hubieran matado a un hombre común”, afirmó la mujer. “Esta vez su corazón estaba listo para irse”, añadió.

Tras la noticia de su muerte, seguidores llegaron al paseo de la fama de Hollywood para dejar flores en la estrella de Curtis.

VIDA FASCINANTE

Curtis nació con el nombre de Bernard Schwartz en Nueva York, hijo de inmigrantes húngaros pobres, el 3 de junio de 1925. Abandonó la escuela para unirse a la Armada en la Segunda Guerra Mundial, prestando servicios en un submarino, y se volcó a la actuación tras la baja en la milicia.

Tan fascinante como su carrera fue su vida privada. Curtis fue un consumado mujeriego y entre sus novias se incluyeron Marilyn Monroe y Natalie Wood.

Se casó seis veces, la primera de ellas con la actriz Janet Leigh en un matrimonio que él posteriormente admitió estuvo motivado por publicidad.

Kirk Douglas, quien actuó junto a Curtis en “Spartacus” y otras dos películas, dijo que su muerte era una pérdida personal.

“Tony y yo éramos dos chicos judíos de familias pobres que no podíamos creer nuestra suerte de habernos convertido en estrellas de Hollywood”, dijo Douglas en un comunicado a “Entertainment Weekly”.

Kim Novak, quien apareció con Curtis en ”The Mirror Crack‘d“ de 1980, lo llamó ”un hombre encantador. Siempre tenía una mirada optimista de la vida.

“Será recordado como un muy buen actor cuando la gente empiece a reflexionar sobre la cantidad de trabajo que hizo en dramas y comedia”, dijo su colega Roger Moore a la cadena BBC.

Cuando su carrera declinó, Curtis se concentró en la pintura y luego se mudó a Las Vegas donde junto a su esposa manejaba un refugio para caballo abandonados o maltratados.

Se realizará un servicio conmemorativo el lunes a las 1700 GMT en la funeraria Palm Mortuary-Green Valley en Henderson, y luego se llevará a cabo una recepción en el Hotel Luxor de Las Vegas.

Editado en español por Hernán García/Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below