Nueva tendencia revive antiguo auto ícono de Alemania oriental

lunes 4 de octubre de 2010 14:29 GYT
 

Por Michelle Martin

BERLIN (Reuters) - Dos alemanes amantes de los autos llevaron al límite su Trabant -el modelo ícono de la Alemania oriental comunista- durante las celebraciones del vigésimo aniversario de la reunificación alemana, alcanzando una velocidad máxima de 235 kilómetros por hora.

Con ésto, Maik y Ronny Urland reclamaron un nuevo récord de velocidad para el "Trabi" de dos cilindros.

Con la proeza del fin de semana, los hermanos desmitificaron una popular broma respecto al vehículo: "¿Cuándo alcanza su máxima velocidad un Trabi? Cuando es remolcado".

El Trabi, también conocido como "Rennpappe" -o "auto de cartón", debido al material ligero y de baja calidad con que era manufacturado- fue el auto más popular en Alemania del Este.

Los alemanes orientales debían esperar años para conseguir uno de los pequeños vehículos, cuyo diseño permaneció intacto por las tres décadas de su existencia.

El Trabi se siguió fabricando hasta 1991, pero muchos alemanes del este cambiaron sus "bujías con techo" por autos más sofisticados de Alemania occidental, luego de la caída del Muro de Berlín.

Sin embargo, con el surgimiento de la "Ostalgia" -nostalgia de la vieja Alemania oriental-, el Trabi ha recuperado popularidad en los últimos años, incluso llegando a ser un objeto de culto.

En varias ciudades del este surgieron clubes de seguidores del Trabi, además de los llamados "Trabi Safaris" que le ofrecen a los turistas la oportunidad de manejar uno de los antiguos vehículos, que se convirtieron en un éxito en Berlín y Dresden.

Incluso existen planes de revivir al icónico auto, aunque con un diseño más moderno y amigable con el medio ambiente.

(Editado en español por Carlos Aliaga)