FUTBOL-Coca-Cola baja a Rooney de campaña publicitaria

lunes 4 de octubre de 2010 15:20 GYT
 

Por Neil Maidment

LONDRES (Reuters) - El futbolista de la selección de Inglaterra y del Manchester United Wayne Rooney fue marginado de una campaña publicitaria de su patrocinador Coca-Cola tras los escandalosos informes de los medios de comunicación respecto a su vida privada.

El delantero de 24 años, que ha soportado el intenso acoso de la prensa en las últimas semanas, seguirá trabajando con la multinacional estadounidense en otros proyectos, pero su rostro no aparecerá en las latas y botellas de Coca-Cola Zero en Gran Bretaña hasta 2011.

"El mes pasado modificamos nuestro plan de marketing de Coca-Cola Zero. Dada la situación en ese momento, no sentimos que era apropiado realizar una promoción con Wayne Rooney", dijo un comunicado de Coca-Cola publicado el lunes.

"Nuestra relación con Wayne Rooney está en curso. Actualmente estamos trabajando con Wayne en Coke Zero Street Striker, un programa que en los últimos tres años ha animado a miles de jóvenes a involucrarse en el fútbol", agregó.

La decisión sobre si la cara de Rooney volverá a estar en las latas y botellas de Coca-Cola en el futuro aún no se ha tomado, agregó la compañía.

Rooney, que fue convocado el lunes para la selección inglesa que se medirá el 12 de octubre a Montenegro por las eliminatorias a la Eurocopa 2012 tras recuperarse de una lesión de tobillo, ha estado muy irregular esta temporada después de anotar 34 goles en la última campaña.

El mes pasado, el técnico del United, Alex Ferguson, lo dejó fuera de un partido de su equipo por la Liga Premier ante su ex club Everton, con el propósito de evitar las críticas de los hinchas.

El acuerdo de Rooney con el mayor fabricante de refrescos del mundo es de 600.000 libras esterlinas (949.000 dólares), según informes de medios de comunicación.

Medios de prensa británicos han sostenido que Rooney tuvo relaciones sexuales con unas prostitutas mientras su esposa estaba embarazada.

(Editado en español por Javier Leira)