18 de octubre de 2010 / 20:27 / hace 7 años

Museo del Prado inaugura exhibición especial con obras Renoir

3 MIN. DE LECTURA

Por Blanca Rodríguez

MADRID (Reuters) - Más de un siglo después de visitar el Museo del Prado de Madrid en busca de inspiración, las obras del pintor impresionista Pierre-Auguste Renoir estarán en exposición en la prestigiosa galería de arte.

"Pasión por Renoir", que podrá verse a partir del martes, cuenta con 31 piezas del maestro francés realizadas en el último cuarto del siglo XIX, los cuales por lo general se consideran como sus mejores años.

Su "Auto-Retrato", pintado en 1875, y "Madame Monet con Su Hijo", que fue creado un año antes, inspiraron a grandes pintores del siglo XX como Pablo Picasso y Henri Matisse y están incluidos en la muestra que se presenta hasta febrero.

"El Prado es donde mejor se puede entender el clasicismo refinado de Renoir, que le valió a la postre el alejamiento del movimiento impresionista, su interés por la figura y su entronque con la gran tradición colorista europea", explicó el lunes el director del museo, Miguel Zugaza.

La exposición se nutre de la colección privada del estadounidense Robert Sterling Clark (1877-1956), uno de los mayores coleccionistas particulares del maestro francés, que fue comprando las obras durante casi cuatro décadas tanto en Estados Unidos como en Francia.

Los trabajos, además, constituyen el núcleo del Sterling and Francine Clark Art Institute de Williamstown, situado en Massachusetts.

Junto con sus contemporáneos Claude Monet, Alfred Sisley y Paul Cezanne, Renoir fue uno de los fundadores del Movimiento Impresionista que transformó el tratamiento de la luz y la forma en las pinturas europeas.

Su estilo evolucionó durante toda su carrera, pero la exposición contrasta obras pintadas antes y después de un decisivo viaje a Italia en 1881.

"El manifestó en diversas ocasiones a lo largo de su vida su fascinación por la pintura de museos, por la gran pintura veneciana, por la pintura flamenca e incluso por la pintura española, por Velázquez, que conoció de primera mano durante su viaje a Madrid en 1892", dijo Javier Barón, uno de los curadores de la exposición.

Renoir se destacó por su vibrante luz y color saturado, y también como pionero de una recuperación de forma y volumen, que puede verse en otras obras de la exposición como "La barca-lavadero de Bas-Meudon", "Palco en el teatro", "Cebollas" o "Caja de Teatro".

A cambio del préstamo de las pinturas de Renoir, el Museo del Prado prestará al Clark Art Institute obras de Tiziano, Rubens y Velázquez para una próxima muestra sobre la importancia de la pintura de desnudos en el desarrollo de la pintura occidental.

Escrito por Martin Roberts; Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below