Directores dicen crisis cinematográfica es culpa de internet

lunes 25 de octubre de 2010 15:20 GYT
 

Por Elaine Lies

TOKIO (Reuters) - La industria del cine atraviesa una crisis que ha dejado a los directores luchando por encontrar un equilibrio, con muchos incluso teniendo problemas para sobrevivir.

Según dijo el lunes el director irlandés Neil Jordan, jurado del Festival Internacional de Cine de Tokio, el gran responsable es internet, que absorbe la audiencia tradicional y le dificulta a los directores su labor.

"En este momento hay una auténtica crisis en el cine y para mí eso se demuestra en el hecho de que cada director que conozco está desempleado. O casi todos", dijo Jordan, ganador de un Oscar y que ha dirigido "The Crying Game" y "Company of Wolves".

"Creo que la crisis de asistencia al cine está causada por Internet. Como cualquier otra industria: música, libros, cine. Internet está cambiando absolutamente las costumbres de la gente y por eso todo está en un proceso de cambio", añadió Jordan, quien preside el jurado.

Irónicamente, el festival partió el sábado proyectando "The Social Network", una película sobre la fundación de la red social Facebook.

En el festival hay 15 cintas, seleccionadas entre 80 países y regiones, en competencia por el premio Sakura de 50.000 dólares.

Entre ellas hay dos películas chinas, incluyendo "Buddha Mountain" del director Li Yu; tres de Oriente Medio, como "Flamingo No. 13" del director iraní Hamid Reza Aligholian; y "Post Card" del director japonés de 98 años Kaneto Shindo.

Japón, país anfitrión y de donde proceden grandes cineastas como Akira Kurosawa -este año se celebrará el centenario de su nacimiento en el festival- no es en absoluto inmune a los males del cine internacional, con una caída gradual en la asistencia a las salas en la última década.   Continuación...

 
<p>El director irland&eacute;s Neil Jordan durante una conferencia en el Festival Internacional de Cine de Toronto, sep 15 2009. La industria del cine atraviesa una crisis que ha dejado a los directores luchando por encontrar un equilibrio, con muchos incluso teniendo problemas para sobrevivir. REUTERS/Mario Anzuoni</p>