Nueva Zelanda alcanza acuerdo para mantener "Hobbit"

miércoles 27 de octubre de 2010 16:28 GYT
 

Por Adrian Bathgate

WELLINGTON (Reuters) - Nueva Zelanda seguirá siendo el escenario de "El Hobbit" después de que su Gobierno llegara a un acuerdo de 25 millones de dólares con Warner Bros. para impedir que el estudio de cine de Hollywood traslade la gran producción a otro país.

Un breve boicot sindical llevó a representantes de Warner Bros. a viajar a Nueva Zelanda esta semana para revisar la decisión del estudio de rodar en el país la adaptación de dos partes de la fantasía de J.R.R. Tolkien, que dirigirá el cineasta neozelandés Peter Jackson.

Temiendo la pérdida de un proyecto valorado en unos 500 millones de dólares (unos 356 millones de euros) y daños a la reputación de la industria cinematográfica neozelandesa, el primer ministro, John Key, intervino para negociar un acuerdo para mantener el rodaje.

"Se ha llegado a un acuerdo entre el Gobierno de Nueva Zelanda y Warner Bros. que permitirá que se hagan en Nueva Zelanda las dos películas del Hobbit que serán dirigidas por Sir Peter Jackson", dijo Key en una rueda de prensa el miércoles.

La adaptación de Jackson de "Lord of the Rings" de Tolkien fue rodada en su natal Nueva Zelanda y cosechó gran publicidad internacional para el país.

El estudio Warner Bros. vendió con la trilogía cerca de 3.000 millones de dólares en boleterías y el cineasta y su equipo recibieron 11 premios Oscar en el 2003, incluido Mejor Película.

Economistas señalaron que la pérdida de "El Hobbit" podría llegar a costar a la isla más de 1.500 millones de dólares y la posibilidad de perder el rodaje atrajo la semana pasada a cientos de manifestantes en las calles.

REFORMAS LABORALES   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del director Peter Jackson a su llegada al estreno del filme "The Lovely Bones" en Londres, nov 24 2009. Nueva Zelanda seguir&aacute; siendo el escenario de "El Hobbit" despu&eacute;s de que su Gobierno llegara a un acuerdo de 25 millones de d&oacute;lares con Warner Bros. para impedir que el estudio de cine de Hollywood traslade la gran producci&oacute;n a otro pa&iacute;s. REUTERS/Andrew Winning</p>