El diccionario de americanismos acerca España y Latinoamérica

miércoles 27 de octubre de 2010 17:01 GYT
 

MADRID (Reuters) - El diccionario de americanismos, presentado el miércoles en Madrid por las Academias de la lengua española, establecerá una mayor cercanía entre España y Latinoamérica, después de una gran dedicación por parte de los países de habla hispana durante 10 años.

La obra, que contiene un total de 70.000 voces, lexemas complejos, frases y locuciones, así como un total de 120.000 acepciones, contribuirá a un mayor entendimiento entre ambos continentes y ahorrará algún que otro malentendido mediante la explicación de términos que en algunos países significa una cosa y en otros es totalmente diferente.

El diccionario, que pretende velar por la unidad y la buena utilización del castellano, tuvo sus orígenes en el siglo XIX tras la creación de las primeras academias americanas, pero no se puso en marcha hasta 2002, informó la RAE en su página web.

El director de la RAE, Víctor García de la Concha, dijo que el trabajo dedicado por las veintidós academias asociadas para crear este diccionario "ha impulsado la preparación de diccionarios nacionales de cada uno de los países, y, pionero en muchos aspectos, se presenta así como fruto de la política lingüística panhispánica".

Por su parte Huberto López, coordinador y director del diccionario, hizo hincapié en la importancia que han tenido las nuevas tecnologías a la hora de desarrollar y elaborar la obra.

López destacó el programa informático ARU, que reúne a los casi 150 diccionarios de americanismos que fueron publicados desde 1975 hasta la actualidad.

"Todo se encuentra en formato electrónico, con excelentes y ricos índices que facilitan cualquier tipo de búsqueda", señaló.

El diccionario iba a ser presentado durante el V Congreso Internacional de la Lengua Española cuya realización estaba prevista para principios de marzo en Valparaíso, Chile, pero no pudo ser debido al terremoto que sufrió el país a fines de febrero.

(Reporte de Jesús Buitrago en la Redacción de Madrid, Editado por Emma Pinedo)