Actor Charlie Sheen presenta demanda de divorcio

lunes 1 de noviembre de 2010 20:32 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - El actor Charlie Sheen presentó el lunes sus papeles de divorcio para terminar con su tercer y breve matrimonio que fue dañado por una condena criminar por atacar a su esposa y por un reciente aventura escandalosa en un hotel de Nueva York.

La popular estrella de la comedia televisiva "Two and a Half Men" presentó los documentos en la corte superior de Los Angeles con la esperanza de terminar con su matrimonio con la inversionista en bienes raíces Brooke Mueller con quien se casó en el 2008.

La pareja tiene mellizos de 19 meses.

Según material obtenido por el sitio web sobre celebridades TMZ.com, Sheen alegó diferencias irreconciliables.

La pareja había estado viviendo separada desde diciembre del 2009, cuando Sheen fue arrestado en un centro de esquí en Aspen, Colorado, acusado de blandir un cuchillo en contra de Mueller durante una pelea, avivada por el consumo de alcohol, en el día de Navidad.

Sheen, de 45 años, se declaró culpable en agosto de atacar a Mueller y fue obligado a asistir por 30 días a rehabilitación de drogas y alcohol en California. Además recibió tres meses de libertad condicional.

Desde entonces, tanto Mueller como Sheen han pasado algún tiempo en rehabilitación.

La semana pasada, la policía de Nueva York dijo haber encontrado a Sheen ebrio e incoherente en el elegante Hotel Plaza y fue derivado a un hospital donde pasó gran parte del día.

Reportes de prensa hablaron de un iracundo Sheen y de un cuarto de hotel destrozado e incluso una actriz de cintas pornográficas alegó haber estado con Sheen. Ninguno de los reportes ha podido ser confirmado hasta el momento.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del actor Charlie Sheen a su llegada la corte del condado de Pitkin en Colorado, EEUU, ago 2 2010. Sheen present&oacute; el lunes sus papeles de divorcio para terminar con su tercer y breve matrimonio que fue da&ntilde;ado por una condena criminar por atacar a su esposa y por un reciente aventura escandalosa en un hotel de Nueva York. REUTERS/Rick Wilking</p>