El pulpo oráculo del Mundial ya tiene sustituto: Paul II

miércoles 3 de noviembre de 2010 15:48 GYT
 

BERLIN (Reuters) - Paul, el fallecido pulpo oráculo del Mundial, fue sustituido por Paul II el miércoles, aunque sus propietarios no tienen claro si el nuevo cefalópodo también ha sido bendecido con el talento de la profecía.

"No lo hemos probado aún", dijo una portavoz del Sea Life Center en la ciudad alemana de Oberhausen.

El sustituto de origen francés ha sido trasladado al tanque que fuera el hogar del místico molusco que predijo con acierto los resultados de la selección alemana en el Mundial de fútbol y el triunfo de los españoles en la final.

Paul II fue transferido al centro de Oberhausen hace algunas semanas para que se antecesor pudiera instruirle en la forma de predecir los resultados de los partidos de fútbol.

"Se suponía que el viejo Paul debía enseñarle", dijo la portavoz. "Pero lamentablemente murió antes de que pudiera hacerlo", agregó.

Aún no se ha decidido si se pedirá a Paul II que haga predicciones de los resultados de la Eurocopa de fútbol del 2012.

Pero si lo hace, tendrá la vara muy alta puesto que Paul I se convirtió en una sensación mundial por adivinar los resultados de ocho partidos de fútbol durante el Mundial de Sudáfrica de este verano boreal.

Desde que el clarividente Paul I murió el martes de la semana pasada, el centro marino de Oberhausen se ha visto inundado de pésames y muestras de condolencia.

El centro tiene pensado construir un memorial del famoso pulpo en su antigua morada, que incluirá una pantalla en la que proyecten "los mejores y más emocionantes momentos" de la vida de Paul, dijo. Su urna también se exhibirá.   Continuación...

 
<p>El pulpo Paul II en su acuario del Sea Life Center en la ciudad alemana de Oberhausen, nov 2 2010. Paul, el fallecido pulpo or&aacute;culo del Mundial, fue sustituido por Paul II el mi&eacute;rcoles, aunque sus propietarios no tienen claro si el nuevo cefal&oacute;podo tambi&eacute;n ha sido bendecido con el talento de la profec&iacute;a. REUTERS/Pool</p>