Macabra fiesta de calaveras cierra Día de Difuntos en Bolivia

lunes 8 de noviembre de 2010 19:10 GYT
 

LA PAZ (Reuters) - Miles de bolivianos cerraron el lunes las celebraciones del Día de Difuntos venerando a las "ñatitas", como llaman a las calaveras que según la tradición otorgan favores a cambio de culto.

Cementerios de las ciudades de El Alto y La Paz resultaron colmados por centenares de familias que buscaban la bendición sacerdotal para sus "ñatitas", llevadas en urnas, a pesar de que desde 2008 este ritual fue prohibido por los líderes católicos.

Para creyentes como David Mamani, los cráneos humanos protegen de robos y actos de envidia a quienes los veneran una semana después del Día de Difuntos, fiesta en la que en varios países latinoamericanos se vive la creencia de que los muertos hacen una visita a sus seres queridos.

"Es una tradición que cultivamos en mi casa desde hace 10 años. Manuel (cuya calavera conserva en casa) me ayudó mucho, por eso le rindo culto", afirmó.

Adornada con flores blancas y moradas, en una caja de cartón y con un cigarrillo en la boca, otra calavera, de alguien que en vida se llamó David, fue llevada hasta un camposanto donde sus deudos rezaron plegarias cristianas.

El culto a las calaveras, renacido en las dos últimas décadas en el occidente andino de Bolivia, parece consolidarse pese a la aparente oposición de vastos sectores de la población mayoritariamente católica.

Pero no todo es en familia. Mientras aguardaban para ingresar a la capilla de un cementerio, tres personas aseguraron que las "ñatitas" que llevaron desde sus domicilios no son de familiares sino que las robaron de cementerios.

Algunos parroquianos logran que un cura bendiga a sus ñatitas, en honor de las cuales celebran luego con comida y bebida, y en algunos casos hasta con grandes bailes.

(Reporte de Claudia Soruco. Editado por Javier Leira)

 
<p>Una calavera adornada es transportada hasta una iglesia durante el D&iacute;a de Difuntos en La Paz, nov 8 2010. Miles de bolivianos cerraron el lunes las celebraciones del D&iacute;a de Difuntos venerando a las "&ntilde;atitas", como llaman a las calaveras que seg&uacute;n la tradici&oacute;n otorgan favores a cambio de culto. REUTERS/David Mercado</p>