Fans de Potter desafían viento y lluvia por estreno

jueves 11 de noviembre de 2010 20:09 GYT
 

Por Mike Collett-White y Douglas MacLaurin

LONDRES (Reuters) - Cientos de fanáticos se reunieron el jueves en Leicester Square en el centro de Londres, desafiando al viento y la lluvia para ver a las estrellas desfilar por la alfombra roja para la premiere mundial de la nueva película de Harry Potter.

Los jóvenes actores británicos Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint, quienes han interpretado a los personajes principales de la saga durante una década, se presentaron en la alfombra roja junto a J.K. Rowling, la autora detrás de los exitosos libros del niño mago en los que se basan las películas.

Watson, de 20 años, acaparó la atención con su nuevo corte de cabello estilo "pixie" y un vestido negro corto.

"Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 1", la séptima y penúltima película de Potter, llega a los cines de gran parte del mundo el 19 de noviembre y se perfila como otro éxito de taquilla para Warner Bros.

Warner decidió dividir el séptimo y último libro de J.K. Rowling sobre Harry y sus aventuras en dos partes, luego de que los seis primeros filmes sumaron 5.400 millones de dólares en la taquilla cinematográfica mundial.

En la película, Harry, Ron y Hermoine se embarcan en una misión para encontrar y destruir el secreto de la inmortalidad del malvado Lord Voldemort: los Horcruxes.

Robert Conner, idéntico al actor Rupert Grint quien interpreta a Ron en la exitosa saga, estaba en los primeros lugares de la larga fila de fanáticos gracias a que acampó desde la tarde del martes.

"Soy un gran seguidor", declaró. "Incluso me hice un tatuaje de Harry Potter, que le he mostrado a algunos miembros del elenco. Simplemente adoro a Harry Potter. Amo los libros, me encantan las películas, amo al elenco", agregó.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de un ni&ntilde;o disfrazado de Harry Potter en Orlando. Jun 18 2010 La s&eacute;ptima y pen&uacute;ltima pel&iacute;cula de Harry Potter tendr&aacute; su funci&oacute;n de preestreno el jueves en Londres, con ingresos casi asegurados para Warner Bros., pese a que el estudio no consigui&oacute; realizar a tiempo una versi&oacute;n en 3-D del filme. REUTERS/Scott Audette/ARCHIVO</p>