La seguridad llega en forma de pera a la cumbre del G20

viernes 12 de noviembre de 2010 10:31 GYT
 

SEUL (Reuters) - Un regalo de una caja de fruta de un anciano surcoreano a la hija del presidente estadounidense, Barack Obama, desató una alerta de seguridad a gran escala durante la cumbre del G20 esta semana en Seúl, reportó la prensa local.

La capital surcoreana está en su máximo nivel de alerta para el encuentro de líderes de las mayores economías mundiales, que termina el viernes.

La agencia de noticias Yonhap dijo que el personal en la oficina de correos en Seúl alertó a las autoridades sobre el regalo dirigido a la hija menor de Obama, Sasha.

Pruebas de rayos X mostraron cerca de 15 objetos redondos que se asemejaban a una fruta. Aún no convencidos, el personal llamó a un equipo SWAT y a un perro rastreador, pero posteriormente se halló que el paquete contenía peras asiáticas, declaró Yonhap.

El mismo día se devolvió el regalo a su remitente de unos 70 años de edad en la ciudad porteña de Busan en el sur del país.

(Reporte de Jeremy Laurence; Editado en español por Juana Casas)