13 de noviembre de 2010 / 13:54 / en 7 años

Estrellas Hollywood, nueva arma en guerra cine del Golfo

Por Andrew Hammond

ABU DHABI (Reuters) - En un sensacional vestido dorado y negro y los tacos más altos que se hayan visto alguna vez, la estrella de Hollywood Salma Hayek se pavonea por la alfombra roja en Doha.

“Realmente me gusta y me lo tomo muy seriamente. Parece que han construido una gran sede para las artes, la cultura y el cine”, decía la actriz mexicana a periodistas, que desde el otro lado de la valla se esforzaban por obtener un comentario sobre su rol de jueza en un festival cinematográfico.

Nadie creería que estaba hablando de Qatar, un país desierto de 1,7 millones de habitantes, mayormente expatriados, considerado hace mucho como un páramo cultural incluso cuando se lo comparaba con sus vecinos del Golfo Pérsico.

Bendecidas con vastas reservas de petróleo y gas y pequeñas poblaciones, en los últimos años las ciudades del Golfo Pérsico han estado compitiendo por posicionarse como capitales culturales.

Doha cuenta con un prestigioso museo de arte islámico y Abu Dhabi está construyendo filiales del Guggenheim de Nueva York y del Louvre de París.

Pero los festivales de cine han surgido como el evento cultural de preferencia desde que Dubái lanzó su versión en el 2004, el centro de su campaña por convertirse en un glamoroso destino para el jet set internacional.

Una semana antes de que Hayek paseara sus dotes en el segundo Festival de Cine Doha Tribeca, Uma Thurman bendijo la alfombra roja del cuarto Festival de Cine de Abu Dhabi en los Emiratos Arabes Unidos.

“Por primera vez sentí la energía de un festival en esta región”, dijo a periodistas en la capital de Emiratos Arabes Unidos.

Abu Dhabi, el tercer mayor exportador de crudo del mundo, entregó casi 1 millón de dólares en premios este año en el festival que contó con 13 estrenos mundiales. Dubái, acuciada por los problemas financieros que le han quitado a la ciudad gran parte de su brillo extravagante, tendrá la oportunidad de redimirse en diciembre.

“La última vez que supe de este tipo de competencias culturales entre ciudades estado fue durante el renacimiento italiano”, dijo Cynthia Schneider, una experta en historia del arte y profesora de diplomacia en la Universidad de Georgetown en Washington.

En el festival de cine de este año, las estrellas se cruzaron en glamorosas fiestas en el característico hotel Emirates Palace de Abu Dhabi, el equivalente en la capital de EAU del hotel Burj al-Arab con forma de vela de Dubái.

El clima reflejaba un marcado alejamiento del perfil conservador que Abu Dhabi mantenía hace sólo unos pocos años.

“No puedo creer esto. Mire al público, el clima es tan bueno como en cualquier festival de cine occidental. Abu Dhabi ha cambiado tanto”, dijo Lina Bagersh, quien enseña medios de comunicación en Dubai, dando sorbos a una copa de champaña en el pesado calor nocturno.

REGION CONSERVADORA

Sin embargo, el furor de los estrenos cinematográficos y el tintineo de copas en fiestas contrastan con las crudas realidades políticas y culturales que dominan las sociedades del Golfo Pérsico.

No hay cines en Arabia Saudita, el lugar de nacimiento del Islam donde la dominante escuela Wahhabi del Islam prohíbe que hombres y mujeres se mezclen y domina una estricta censura.

La mayoría de los filmes árabes que llegan a las salas de cine en el resto de la región del Golfo, poco promocionadas comparado con las taquilleras producciones estadounidenses e indias, son dramas y comedias hechas en Egipto.

Egipto, ubicado donde se cruzan Africa y Oriente Medio y al otro lado del Mediterráneo desde Europa, ya realizaba producciones cinematográficas hace 100 años, cuando muchas personas en el Golfo todavía vivían en chozas de hojas de palmera y su estilo de vida todavía no había sido alterado por el descubrimiento de petróleo.

Los dramas del Golfo se limitan a series televisivas producidas principalmente en Kuwait y Bahrein. Incluso en ese campo, se producen más dramas árabes para televisión afuera del Golfo, en países de Oriente Medio como Siria o el Líbano, con sociedades más liberales y una historia más extensa en las artes.

Peter Scarlet, director ejecutivo del Festival de Cine de Abu Dhabi, dijo que los festivales estaban siendo responsables por el desarrollo de las artes del Golfo Pérsico, aunque la producción de la región sigue siendo escueta.

“En Abu Dhabi las únicas películas que la gente puede ver por fuera del festival son producciones de Bollywood y Hollywood de nivel medio. Al menos 10 días al año hay películas del resto del mundo. Nos da la oportunidad de probar un poco de historia del cine a la que la gente no tiene acceso”, aseveró.

A pesar del obstáculo obvio que presenta la censura generalizada de material político y sexual en Oriente Medio, el Gobierno de Abu Dhabi está promoviendo una campaña para producir más películas a nivel local.

“Sea Shadow”, el cuarto largometraje de Emiratos Arabes Unidos, está actualmente en producción. Aborda el crucial tema con el que las sociedades del Golfo están lidiando: la rápida modernización que perturba el mundo de aldeas de pescadores y centros de comercio de perlas, con el establecimiento de futuristas paisajes urbanos.

La historia va desde Ras al-Khaimah, uno de los emiratos más pobres, pasando por Dubái y llegando a Abu Dhabi, la nueva metrópolis, promoviendo discretamente el discurso de la primacía de Abu Dhabi dentro de la federación de Emiratos Arabes Unidos.

La película presenta la historia de amor -más romántica que física en esta conservadora región musulmana- entre los adolescentes Kaltham y Mansoor.

“El objetivo es reflejar un clima completamente propio de los emiratos, desde sus torres, edificios y ciudades modernas a los barrios antiguos donde todavía viven los habitantes del lugar”, dijo el escritor Mohammed Ahmed Hassan.

Daniela Tully, vicepresidente de la firma productora Imagenation, dijo que la idea era transferir al Golfo la experiencia de la producción cinematográfica internacional.

“Queremos fortalecer la industria cinematográfica local. Con el tiempo queremos contar con todo un equipo local. Queremos traer Hollywood a los EAU y llevar los EAU a Hollywood”, indicó.

Reporte adicional de Regan Doherty en Doha, Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below