Diamante rosa alcanza cifra récord subasta Sotheby's

martes 16 de noviembre de 2010 18:30 GYT
 

GINEBRA (Reuters) - Un raro diamante rosa fue vendido el martes por 45,44 millones de francos suizos (45,75 millones de dólares), duplicando el récord previo para convertirse en la piedra preciosa más costosa en comercializarse en una subasta, dijo Sotheby's.

El diamante rosa rectangular, de 24,78 quilates y cuyo tamaño es cercano al de una bola de "pinball", fue el lote estrella entre los 550 en la sección en la venta semianual de joyas realizada en Ginebra.

El reconocido comerciante de diamantes Laurence Graff fue el comprador, pujando por teléfono, dijo un funcionario de Sotheby's a periodistas.

"El precio es un récord mundial para una joya en subasta", señaló David Bennett, presidente del departamento de joyería de Sotheby's en Europa y Oriente Medio, mientras bajaba el martillo.

"Es como champaña rosa", dijo a Reuters antes de la venta.

La piedra, comprada al joyero estadounidense Harry Winston hace 60 años por el comprador anónimo que la puso en la subasta en la ciudad suiza, tenía una cifra estimada antes de la venta de entre 27 y 38 millones de dólares.

Previamente, la joya más costosa del mundo vendida en una subasta fue el diamante azul "Wittelsbach", una piedra del siglo XVII de 35,56 quilates que alcanzó 24,3 millones de dólares en diciembre 2008 en la casa de subastas rival Christie's.

Esa joya también fue comprada por Graff de Graff Diamonds, quien más tarde la volvió a pulir, dejándola en 31,06 quilates, y dándole un nuevo nombre: Diamante Wittelsbach-Graff.

(1 dólar = 0,9932 francos suizos)

(Reporte de Stephanie Nebehay; Editado en español por Javier Leira)

 
<p>Un raro diamante rosa exhibido en la casa Sotheby's en Ginebra, nov 10 2010. Un raro diamante rosa fue vendido el martes por 45,44 millones de francos suizos (45,75 millones de d&oacute;lares), duplicando el r&eacute;cord previo para convertirse en la piedra preciosa m&aacute;s costosa en comercializarse en una subasta, dijo Sotheby's. REUTERS/Valentin Flauraud</p>