17 de noviembre de 2010 / 22:43 / hace 7 años

Arte vudú-surrealista y abstracto lidera ventas América Latina

4 MIN. DE LECTURA

Por Walker Simon

NUEVA YORK (Reuters) - Un cuadro surrealista inspirado en el vudú del artista cubano Wifredo Lam y un entramado de colores vibrantes del venezolano Alejandro Otero batieron nuevos récords en la subasta de venta de arte latinoamericano de Sotheby's.

Otras obras mexicanas también avivaron la competencia y fijaron nuevos récords para artistas del Siglo XIX. En tanto, figuras de Brasil y Argentina tuvieron un importante reconocimiento en el remate.

"Lo abstracto parece haber tenido éxito", dijo Carmen Melian, jefa de arte latinoamericano de Sotheby's, respecto a la subasta de 14,8 millones de dólares del martes a la noche.

"La gran sorpresa fueron los pintores mexicanos del siglo XIX (...) y la venta en parte fue un homenaje a Lam", agregó.

La obra más vendida del artista fue "Les Abalochas Dansent pour Dhambala, dieu de l'Unite", que recaudó 2,15 millones de dólares.

La obra de 1970, con figuras híbridas entre hombres y animales usando múltiples máscaras, recibió su nombre por una palabra en creole haitiano que se refiere al dios de la serpiente vudú Dhambala.

"Se ve un panteón de dioses luchando por dominar, la luz contra la oscuridad", dijo el vicepresidente de Sotheby's Alex Stein.

Lam, un afrocubano, viajó a Haití con el fundador del surrealismo, André Breton. Su abuela practicaba la santería, una variante cubana del vudú, por lo cual desde niño se sumergió profundamente en sus creencias.

La obra con la segunda mayor recaudación fue una pintura del colombiano Fernando Botero de 1972. "Nuestra Señora de Cajica" se vendió por 872.500 dólares.

La pieza yuxtapone los símbolos de la Virgen María y del Jardín del Edén. Una corpulenta virgen ofrece una manzana a un niño pequeño, que en su mano lleva una bandera colombiana. Cardenales, monjas, monjes y curas en miniatura espían desde lo alto de un árbol y una serpiente negra se desliza por debajo de los pies descalzos de la virgen.

"Coloritmo 9" logró el récord para Otero, con 752.000 dólares. La obra de 1956 enmarca unas bandas gentilmente dobladas contra un entramado verde, lo que crea una ilusión de movimiento. Melian dijo que las 50 piezas "Coloritmo" del autor inspiraron a toda una generación de artistas cinéticos.

"El Requiebro", del mexicano José Agustín Arrieta, pintado alrededor del 1850, se vendió por 482.500 dólares, un récord en subastas para el artista. El cuadro muestra a una joven madre mexicana, con una canasta de frutas en la mano, que intenta evitar a un soldado ebrio que pretende darle un beso.

Otros artistas que lograron récords fueron el argentino Luis Tomasello, cuya obra "Atmosphere Chromoplastique N 281" se vendió por 170.500 dólares, y el brasileño Abraham Palatnik, con "Progressao-42A", vendida por 182.500 dólares.

Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below