FUTBOL-Australia espera Macpherson logre la Copa, como Schiffer

miércoles 1 de diciembre de 2010 15:51 GYT
 

Por Emma Thomasson

ZURICH (Reuters) - Australia espera que la supermodelo Elle Macpherson le ayude a ganarse al comité ejecutivo de la FIFA, conformado sólo por hombres, en su búsqueda por ser sede del Mundial de fútbol de 2022, tal como lo hizo Claudia Schiffer por la candidatura de Alemania 2006.

La FIFA elegirá el jueves las sedes para los Mundiales de 2018 y 2022 en Zúrich.

Australia fue el primer candidato para 2022 en realizar su presentación final a los 22 miembros del comité ejecutivo del organismo mundial que rige el fútbol, seguido por Corea del Sur, Qatar, Estados Unidos y Japón.

Macpherson se unió sobre el escenario a Frank Lowy, presidente de la federación australiana de fútbol, luego de su presentación.

"Este es mi primer premio. El segundo será el Mundial en 2022", dijo Lowy mientras le daba la mano a Macpherson.

La aparición de Schiffer en Zúrich en 2000 habría tenido un papel importante para que Alemania se asegurara el Mundial venciendo a la dura competencia de Sudáfrica, cuya candidatura era apoyada por Nelson Mandela.

Otras estrellas de Australia como el nadador Ian Thorpe, la campeona olímpica de 400 metros Cathy Freeman y los actores Paul Hogan y Cate Blanchett tuvieron apariciones especiales en un video mostrado a la FIFA.

Sólo Estados Unidos podía igualar el brillo de las celebridades de Australia, con el actor Morgan Freeman y el ex presidente Bill Clinton en Zúrich liderando la delegación.   Continuación...

 
<p>La supermodelo australiana Elle Macpherson a su llegada a la presentaci&oacute;n final de las sedes de los mundiales del 2018 y 2022 en la sede de la FIFA en Z&uacute;rich, dic 1 2010. Australia espera que la supermodelo Elle Macpherson le ayude a ganarse al comit&eacute; ejecutivo de la FIFA, conformado s&oacute;lo por hombres, en su b&uacute;squeda por ser sede del Mundial de f&uacute;tbol de 2022, tal como lo hizo Claudia Schiffer por la candidatura de Alemania 2006. REUTERS/Christian Hartmann</p>