EEUU quiso cambiar el tesoro del Odyssey por un cuadro:WikiLeaks

jueves 9 de diciembre de 2010 08:15 GYT
 

MADRID (Reuters) - La embajada de Estados Unidos ofreció sin éxito resolver el conflicto que España mantenía con la empresa Odyssey por un tesoro con un cuadro que pertenecía a una familia estadounidense y fue robado por los nazis, informó el diario El País citando cables revelados por WikiLeaks.

El asunto del cuadro de Pissarro "Rue Saint Honoré après-midi", expuesto en el museo Thyssen-Bormemisza desde 1992 y reclamado por Claude Cassirer desde el 2001, es recurrente en las reuniones de los embajadores estadounidenses con los responsables de Cultura del Gobierno español, según el diario, que cita cables fechados entre el 2005 y el 2010.

El cuadro fue vendido por Lily Cassirer, abuela de Claude, por 900 marcos a los nazis para poder abandonar Alemania rumbo a Inglaterra, pero años después fue indemnizada y reconocida como propietaria legítima por el Gobierno alemán, pese a que nunca llegó a recuperar la obra, según El País. Tras pasar por distintas manos, el cuadro acabó en el Thyssen.

La historia del tesoro se remonta a mayo de 2007, cuando la empresa Odyssey Marine Exploration anunció el hallazgo de casi 600.000 monedas de oro y plata valoradas en unos 500 millones de dólares de un buque del siglo XIX que España identificó como el "Nuestra Señora de las Mercedes", hundido en 1804 por cañoneros británicos.

Odyssey, que bautizó el descubrimiento como Black Swan (Cisne Negro) y localizó los restos del barco en aguas internacionales a unos 160 kilómetros al oeste del Estrecho de Gibraltar, aseguró que las monedas pertenecen legalmente a la compañía.

Desde entonces, ambas partes mantienen un litigio por la propiedad del tesoro al que también se ha sumado Perú, que entró en la refriega legal el año pasado por considerar que las monedas pueden formar parte de su patrimonio, ya que la fragata procedía de allí.

"El embajador señaló que, si bien los casos de Odyssey y Cassirer son diferentes temas legales, es interés de ambos Gobiernos hacer uso de cualquier margen de maniobra que sea posible para resolver los dos asuntos de una manera que favorezca las relaciones bilaterales entre ambos países", dice un cable del 30 de junio del 2008.

La cartera de Cultura española respondió que la devolución del cuadro era imposible sin una decisión judicial, según los documentos obtenidos por WikiLeaks y reproducidos por el diario.

El País refiere también otras reuniones anteriores de funcionarios estadounidenses con otros responsables españoles sobre el cuadro, en las que reciben respuestas similares.   Continuación...