Hotel de Alemania del Este recuerda a fantasmas de Guerra Fría

viernes 17 de diciembre de 2010 20:57 GYT
 

Por Christoph Steitz

FRANCFORT, Alemania (Reuters) - El muro de Berlín fue derribado hace casi dos décadas, pero uno puede revivir el esplendor que disfrutó el hombre cuyo manejo con puño de hierro sobre Alemania Oriental se derrumbó con el colapso del poder comunista.

Al norte de Berlín, en lo profundo de los bosques de Alemania del Este, los visitantes podrán descubrir una mezcla única de espíritus comunistas y feudales vivos en el refugio de vacaciones del otrora líder de la República Democrática Alemana Erich Honecker.

Construido hace más de 160 años, los recintos del hotel Jagdschloss Hubertusstock (www.hubertusstock.de) fueron en el siglo XIX una reserva de caza para los emperadores germanos y posteriormente fueron adquiridos por el Gobierno Nazi del Tercer Reich.

Los huéspedes pueden disfrutar de la atmósfera de un aislado centro de vacaciones de lujo rodeado de una decoración de la década de 1960 donde Honecker recibió al líder soviético Leonid Brezhnev y discutía con sus pares de Alemania Occidental.

"En el pasado, no había modo en que uno pudiera acercarse al establecimiento, principalmente cuando Erich (Honecker) estaba aquí", dijo Monika Hilbig, de 52 años, una residente local que trabaja en el hotel, quien añadió que el área era vigilada por militares.

El edificio principal, decorado con cabezas de reno en su exterior y rodeado por frondosos árboles, sugiere el estilo de la cultura de caza de los barones, pero en su interior da una impresión distinta, con un estilo de la década de 1960.

Honecker usó el sitio para las fiestas de Navidad y de Año Nuevo, pero también recibió destacados invitados internacionales, entre ellos el ex canciller alemán Helmut Schmidt.

"Uno todavía puede ir por los cuartos donde solía dormir y ofrecemos desayunos como los que él tomaba", dijo Hilbig.

El cuarto de Honecker está virtualmente inalterado, con gruesas alfombras verdes, muebles similares al estilo Bauhaus y brillantes baldosas verdes ornamentales en las paredes de sus baños.

(Editado en español por Javier Leira)