Aretha Franklin afirma haber resuelto sus problemas de salud

jueves 6 de enero de 2011 20:37 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - Sin confirmar los reportes sobre una batalla contra el cáncer o sin siquiera explicar por qué estaba enferma, la leyenda de la música soul Aretha Franklin dijo el jueves a una revista que se siente "de maravillas" tras una reciente cirugía.

La cantante de "Respect", de 68 años, dijo a la revista Jet que no desea discutir los reportes de prensa acerca de que sufre un cáncer de páncreas.

"No tengo que hablar acerca de mi salud con nadie más que mis médicos. El problema ha sido resuelto", señaló.

Una figura destacada de la música popular en Estados Unidos, Franklin recibió en diciembre el alta de un hospital en Detroit tras la cirugía a la que calificó de "exitosa".

En octubre se descubrió que estaba enferma, cuando canceló todas sus apariciones en público, pero ni ella o sus representantes han confirmado los motivos de su enfermedad.

La cantante explicó a Jet que el año pasado sufrió de "un dolor muy fuere en un costado" durante un concierto en Toronto, Canadá.

La pruebas iniciales no revelaron problemas, pero recordó que se comentó a sí misma "sé que hay un problema, pero estas pruebas no muestran nada", explicó.

Franklin agregó que "no soy de las que hablan mucho acerca de mi salud o mis negocios", pero que quería que sus admiradores supieran que ahora se sentía "de maravillas y progresando".

Franklin dominó la escena del soul durante las décadas de 1960 y 1970 con canciones como "Think", "Respect" y "(You Make Me Feel Like) A Natural Woman".

(Reporte de Christine Kearney; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

 
<p>Foto de archivo de la cantante Aretha Franklin durante un concierto ben&eacute;fico del teatro Apollo en Nueva york, jun 14 2010. Sin confirmar los reportes sobre una batalla contra el c&aacute;ncer o sin siquiera explicar por qu&eacute; estaba enferma, la leyenda de la m&uacute;sica soul Aretha Franklin dijo el jueves a una revista que se siente "de maravillas" tras una reciente cirug&iacute;a. REUTERS/Natalie Behring</p>