11 de enero de 2011 / 4:52 / hace 7 años

Detective genera nuevas dudas en muerte de Michael Jackson

4 MIN. DE LECTURA

Por Alex Dobuzinskis

LOS ANGELES (Reuters) - Un detective testificó que el médico de Michael Jackson dijo que se dio cuenta de que el cantante había dejado de respirar antes de lo que sostiene la fiscalía, generando interrogantes acerca de cómo el facultativo cuidaba al astro tras darle una droga que le causó la muerte.

La fiscalía sostiene que el doctor Conrad Murray fue negligente en su cuidado del cantante de "Thriller" y que el día que él murió, Murray pasó tiempo ocultando evidencias que podían demostrar sus descuidos luego de que descubrió que Jackson había dejado de respirar.

Anteriormente, los fiscales dijeron que a juzgar por los registros de llamadas telefónicas podrían haber pasado 20 minutos hasta que el médico solicitó ayuda.

Pero el lunes un detective que interrogó a Murray dos días después de la muerte de Jackson, ocurrida el 25 de junio del 2009, sugirió que podría haber pasado más de una hora desde que el médico se dio cuenta de que el cantante no respiraba hasta que llamó a los paramédicos.

El detective de la policía Orlando Martinez testificó que Murray admitió haberle dado a Jackson propofol -la droga clave responsable de su muerte- entre las 10.40 y las 10.50 hora local.

Murray contó a Martinez que Jackson se durmió alrededor de las 11.00 y que luego de observarlo durante un tiempo, el médico fue al baño y cuando regresó vió que el cantante no respiraba.

"De acuerdo al doctor Murray, ¿esto fue poco tiempo después de las 11.00?", le preguntó a Martinez el asistente del fiscal de distrito David Walgren.

"Si", respondió el detective.

Funcionarios de la compañía telefónica y otro detective declararon la semana pasada que Murray hizo una serie de llamadas por motivos personales y laborales desde las 11.07 hasta mediodía. La fiscalía dice que los registros telefónicos muestran que no se llamó a los paramédicos hasta las 12.21.

Murray ha admitido que le dió el poderoso anestésico propofol a Jackson para ayudarlo a dormir, aunque esa droga es normalmente usada en hospitales. Pero se declaró inocente de la acusación de homicidio involuntario.

Tras la audiencia preliminar, que podría culminar esta semana, un juez determinará si existe suficiente evidencia para que Murray sea enjuiciado por homicidio involuntario.

En otro de los testimonios del lunes, el farmacéutico Tim Lopez dijo que a través de su negocio le vendió a Murray más de 250 ampollas de propofol entre abril y junio del 2009.

Declaró también que le vendió a Murray exactamente 20 ampollas del sedante lorazepam, que también fue encontrado en Jackson y contribuyó a su muerte, de acuerdo a la autopsia.

Editado en español por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below