Rey Jorge mantiene el trono en taquilla del Reino Unido

martes 18 de enero de 2011 13:02 GYT
 

LONDRES (Reuters) - "The King's Speech", la historia de la lucha del rey Jorge VI en tiempos de guerra para superar sus problemas de habla, mantuvo la cabecera de la taquilla británica por segunda semana, recibiendo aclamaciones en ambos extremos del Atlántico.

Su protagonista, Colin Firth, ganó un Globo de Oro al Mejor Actor en Los Angeles durante el fin de semana y la cinta recibió 14 nominaciones a los premios BAFTA el martes en Londres.

La película recaudó 4,4 millones de libras (7,02 millones de dólares) en su segundo fin de semana, informó el martes Screen International, más que sus 3,53 millones de libras recolectadas durante su estreno.

"The Green Hornet" logró el segundo lugar con Seth Rogen como el superhéroe vigilante, mientras la historia "127 Hours" del director Danny Boyle, de un montañista atrapado, cayó un puesto al número tres.

La versión 3D de la sátira del siglo XVIII de Jonathan Swift "Gulliver's Travels" se mantuvo en el cuarto escaño.

El filme que gobernó Navidad "Little Fockers" cayó dos puestos al quinto lugar, encima de "Love and Other Drugs", con Jake Gyllenhaal y Anne Hathaway, intacto en el sexto.

Russell Crowe y Elizabeth Banks cayeron dos lugares hasta el séptimo puesto con el thriller sobre una fuga carcelaria "The Next Three Days", mientras que "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 1" bajó una posición al número ocho.

Manteniendo el noveno lugar estaba "Las Crónicas de Narnia: La Travesía del Viajero del Alba", mientras que "Tron: Legacy" de Disney bajó dos escalones al último puesto.

(1 dólar = 0,6268 libras)

(Editado en español por Patricia Avila)

 
<p>Imagen de archivo del actor Colin Firth, protagonista de "The King's Speech", en un evento en Hollywood. ene 14 2011. "The King's Speech", la historia de la lucha del rey Jorge VI en tiempos de guerra para superar sus problemas de habla, mantuvo la cabecera de la taquilla brit&aacute;nica por segunda semana, recibiendo aclamaciones en ambos extremos del Atl&aacute;ntico. REUTERS/Phil McCarten/Archivo</p>