Sotheby's subastará sensual retrato Picasso a una de sus musas

miércoles 19 de enero de 2011 16:10 GYT
 

PARIS (Reuters) - Un sensual retrato hecho en 1932 por Pablo Picasso a su joven amante Marie-Therese Walter fue parte de una exhibición realizada el miércoles en París por la casa de subastas Sotheby's, antes de su remate en febrero.

Esta fue la primera muestra pública en Europa en cerca de 80 años de "La Lecture", una pintura erótica y de colores brillantes que muestra a una voluptuosa Marie-Therese desnuda en un sillón, con la cabeza echada hacia atrás y un libro abierto en su regazo.

Pintado en óleo amarillo brillante, verde y rojo, el cuadro será la estrella de la próxima venta de arte impresionista y moderno de Sotheby's en Londres.

La pintura podría alcanzar un valor de entre 12 y 18 millones de libras esterlinas (19 a 29 millones de dólares).

Otro retrato realizado por Picasso en 1932 a Marie-Therese, "Desnudo, Hojas Verdes y Busto", fue vendido por la casa de subastas Christie's en Nueva York en 106 millones de dólares en 2010. un récord de todos los tiempos para un remate de arte.

"En la década de 1930, (Picasso) fue muy lírico en el amor y reflejó esto en magníficos colores y composiciones", dijo a Reuters Philip Hook, director del departamento de arte impresionista y modernista de Sotheby's en Londres.

"Este período es de los más apetecidos de todos los de Picasso", dijo.

Marie-Therese fue una de las tantas amantes y musas que inspiró a Picasso a lo largo de su prolífica carrera de ocho décadas.

Ella llamó la atención del artista por primera vez en 1927, cuando sólo tenía 17 años, mientras salía del metro de París en su camino de regreso tras unas compras. Picasso, que ya había pasado los 40 años, se sintió atraído por ella de inmediato.   Continuación...

 
<p>El cuadro "La Lecture" del espa&ntilde;ol Pablo Picasso en exhibici&oacute;n en la casa de subastas Sotheby's en Par&iacute;s, ene 19 2011. Un sensual retrato hecho en 1932 por Pablo Picasso a su joven amante Marie-Therese Walter fue parte de una exhibici&oacute;n realizada el mi&eacute;rcoles en Par&iacute;s por la casa de subastas Sotheby's, antes de su remate en febrero. REUTERS/Benoit Tessier</p>