Los directores de cine afrontarán una nueva realidad en Sundance

jueves 20 de enero de 2011 15:56 GYT
 

Por Bob Tourtellotte

PARK CITY, EEUU (Reuters) - Cuando el Festival de Sundance arranque el jueves, los creadores de películas independientes, distribuidores y aficionados al cine afrontarán una nueva realidad después de que en los últimos años los inversores huyeran de la industria y las compañías cerraran.

Mientras que algunos estudios siguen siendo los mismos de siempre -como The Weinstein Co, Fox Searchlight y Focus Features- hay diversas compañías nuevas que compiten en el mundo cinematográfico independiente.

Además, las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que las películas de bajo presupuesto atraen a nuevos espectadores en los cines y hogares.

En un cambio de guión bien recibido en Sundance 2011, las modificaciones han provocado un furor en el festival que no se veía en varios años.

Los nuevos participantes están aportando una perspectiva de negocio más racional, mientras que los avances tecnológicos digitales ayudan a que los largometrajes de bajo presupuesto lleguen a un público más amplio.

Según el director del festival John Cooper, la selección de este año de unas 115 películas reflejan un deseo entre los directores de mirar a la realidad de forma directa y de crear historias para ver cómo encajan en ese mundo.

"Están ciñéndose más a la realidad en las mismas (películas) y en las historias que deben contarse", dijo Cooper a Reuters.

"Hay varias películas que tratan la religión, la fe y la reivindicación, y no podemos evitar pensar que tiene algo que ver con el mundo en el que estamos viviendo", agregó.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del teatro Egyptian antes del inicio del Festival de Cine de Sundance en Park City, EEUU, ene 19 2011. Cuando el Festival de Sundance arranque el jueves, los creadores de pel&iacute;culas independientes, distribuidores y aficionados al cine afrontar&aacute;n una nueva realidad despu&eacute;s de que en los &uacute;ltimos a&ntilde;os los inversores huyeran de la industria y las compa&ntilde;&iacute;as cerraran. REUTERS/Jim Urquhart</p>