Ex marido de Sandra Bullock se casará con artista de tatuajes

jueves 20 de enero de 2011 19:50 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - A menos de un año después de que admitió las infidelidades que provocaron el fracaso de su matrimonio de cinco años con la actriz Sandra Bullock, ganadora del Oscar, Jesse James está listo para casarse nuevamente.

James, un tatuado piloto de motocicletas, dijo el jueves a la revista People que está comprometido con la artista del tatuaje y estrella de reality Kat Von D. La pareja ha estado saliendo desde el verano boreal pasado.

"2010 fue en realidad el mejor año de mi vida porque me enamoré de mi mejor amiga. Una mujer sorprendente que me apoyó cuando el mundo me dio la espalda", dijo James, de 41 años, a la revista People.

James fue vilipendiado por los medios estadounidenses cuando su matrimonio terminó días después de que la popular Bullock ganó el Oscar a mejor actriz en marzo del 2010 por "The Blind Side". El admitió posteriormente que había engañado a la estrella de Hollywood.

"Nunca he conocido a nadie tan amable, cariñosa y comprometida con hacer del mundo un mejor lugar cada día. Mi amor por ella es indescriptible. Estoy tan honrado de que haya dicho 'sí'", dijo el jueves respecto de su nuevo amor, Von D.

Von D, de 28 años y quien protagoniza la serie de televisión "LA Ink", dijo a People: "No hay nadie más pasa mi. El es el único".

El divorcio de Bullock y James concluyó en junio. Después de que la pareja se separó, Bullock reveló que anteriormente habían adoptado un niño, quien está ahora bajo su cuidado.

(Editado en Español por Ricardo Figueroa)

 
<p>Foto de archivo de Jesse James, ex marido de la actriz Sandra Bullock, a su llegada al estreno de la pel&iacute;cula "All About Steve" en el teatro chino de Hollywood, EEUU, ago 26 2009. A menos de un a&ntilde;o despu&eacute;s de que admiti&oacute; las infidelidades que provocaron el fracaso de su matrimonio de cinco a&ntilde;os con la actriz Sandra Bullock, ganadora del Oscar, Jesse James est&aacute; listo para casarse nuevamente. REUTERS/Mario Anzuoni</p>